El dólar CCL y MEP, en picada: se hundieron hasta $9 en seis jornadas (blue, sigue firme)

Finanzas

El dólar "contado con liqui" y el MEP cerraron este miércoles en $107,68 y $104,96, respectivamente, por lo cual la brecha con el oficial se achicó todavía más y se ubicó en torno al 50%.

Mientras el blue sigue firme en torno a los $125, los dólares bursátiles se hundieron hasta 1,3% este miércoles y extendieron así su racha negativa a seis jornadas, con una pérdida de hasta $8,69, producto de las restricciones impuestas por el BCRA y la CNV para estas operatorias, y ante la expectativa de un acuerdo por la reestructuración de la deuda.

El dólar CCL-que surge de la compraventa de bonos o acciones con el fin de hacerse de dólares y depositarlos fuera del país- cayó $1,44 en esta jornada hasta los $107,68, con lo cual la brecha con la cotización oficial mayorista cerró en el 54,5%.

Más leve fue la caída del dólar MEP o Bolsa -misma operatoria que el CCL pero dentro de la Argentina-, que descendió 35 centavos a $104,96, lo cual dejó un spread del 50,6% frente a la divisa que opera en el MULC.

Así, estos tipos de cambio implícitos acumularon una merma de hasta 7,5% desde el martes 9 de junio: el CCL perdió $8,69 mientras que el MEP cedió $5,04.

Si ampliamos a los últimos 30 días, las cotizaciones de los dólares financieros CCL y MEP cayeron más de 11%.

Además de los controles y la expectativa de una resolución favorable, en el mercado creen que la calma de las "brechas cambiarias" de debe también a la provisoria mayor demanda de dinero, a la creciente absorción monetaria, y a la reciente "solución PIMCO" sobre el vencimiento del Bopomo (TJ20, de unos $130.000 millones), que encontró el Ministerio de Economía, con la futura emisión de tres bonos en dólares con ley argentina, a partir de agosto próximo, que podrán ser canjeables por títulos en pesos. "Esta decisión permitiría despejar el principal vencimiento en pesos, y así la eventual presión sobre los dólares financieros", analizó el economista Gustavo Ber.

Pero hacia adelante, los factores de presión no desaparecen, sino todo lo contrario. Un factor a monitorear muy de cerca es el manejo del fuerte aumento en la emisión monetaria por la pandemia, ya que puede elevar la presión al mercado de cambios, coinciden los analistas.

Hace menos de un mes el BCRA adelantó que una vez superada la pandemia "hará todos los ajustes que sean necesarios para sostener la recuperación y normalizar la liquidez". Pero la incógnita es cómo lo llevará a cabo, aun sin tener certezas cuándo se saldrá de la actual emergencia sanitaria. De ahí, la incertidumbre que existe en el mercado frente al manejo oficial de la política monetaria.

Dólar blue

En medio de la fuertes bajas de los tipos de cambio bursátiles, el dólar blue cayó $1 a $124 para la venta, según un relevamiento de Ámbito en cuevas del Microcentro. De esta manera, la brecha con el mayorista mantuvo por debajo del 80% por segunda rueda consecutiva.

Más allá que desde el inicio de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno el billete paralelo acumula un salto de $38,50 (el 20 de marzo había cerrado a $85,50), en lo que va del sexto mes del año la cotización mostró una mayor estabilidad, y firmeza, operando en un rango de entre $128 y $124. En otras palabras, en el mismo lapso en el que el dólar CCL bajó unos $10, el blue cayó solo $1.

Dólar oficial

Tras la aceleración del ajuste diario del martes que despertó inquietud en el mercado, el dólar mayorista reanudó el ritmo habitual que venía validando el Banco Central hacia fines de la la semana pasada.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa avanzó seis centavos a $69,67, en una jornada donde llamó la atención el muy bajo volumen de operaciones: cayó casi 45% a menos de u$s120 millones, el menor nivel desde el 19 de marzo pasado (o desde que comenzó la cuarentena).

Por ende, el Banco Central no pudo comprar divisas por primera vez en el mes, ya que fue "un mercado muy chico hoy", describieron a Ámbito fuentes de la autoridad monetaria. Desde que implementó las nuevas normas de acceso al mercado de cambio, a fines del mes pasado, el BCRA había comprado unos u$s1.013 millones.

Como siempre sucede, los máximos de la fecha se anotaron con las primeras operaciones pactadas en los $69,68, el mismo precio que estableció la autoridad monetaria para la jornada.

Los valores se cristalizaron en torno al límite superior fijado por el Central y se mantuvieron sin cambios hasta minutos antes del cierre de las operaciones, cuando puntuales anotaciones marcaron el mínimo de la rueda en los $ 69,67, indicaron desde PR Corredores de Cambio.

A pesar que en las dos primeras ruedas de esta semana el dólar mayorista acumuló una suba de 30 centavos, de mantenerse el nivel de ajuste de este miércoles, este período terminará con un aumento muy en línea con los de las semanas previas, de poco más de cuarenta centavos.

En el segmento minorista, por su parte, el dólar turista -con el 30% de recargo por el impuesto PAÍS- subió este miércoles 23 centavos a $94,72, ya que la cotización promedio del billete minorista en los bancos (sin el impuesto) se ubicó en $72,85, 17 centavos por encima del martes, según promedio de Ámbito en bancos y entidades financieras de la city porteña.

Por su parte, las pizarras del Banco de la Nación Argentina mostraron un tipo de cambio minorista en $72,25, cinco centavos más que en la jornada previa (en el canal electrónico cerró a $72,20).

Reservas del Banco Central

Las reservas brutas internacionales del BCRA crecieron u$s2 millones hacia el final de la jornada, para cerrar en los u$s43.173 millones.

Dólar futuro

En el mercado de futuros del ROFEX, se operaron u$s360 millones y los plazos cerraron con leves bajas. Junio se operó a una tasa de 32,64% y julio a 35,96% TNA. Fin de año, por su parte, terminó a $88,86 (51,03% TNA). Las posiciones abiertas sumaron un total de u$s3.782 millones, reportaron desde ABC Mercado de Cambios.

Dólar en la región

Las monedas regionales registraron mayoría de caídas este miércoles, en medio de un avance global del dólar por una mayor aversión al riesgo tras nuevos brotes de coronavirus en distintas partes del mundo.

El peso mexicano cerró prácticamente estable mientras que el real brasileño se depreció un 0,5%, en su sexta sesión seguida de pérdidas, tras una nueva baja en la tasa de interés.

El Banco Central de Brasil recortó este miércoles su tasa en 75 puntos básicos a un mínimo histórico de 2,25%, como esperaba el mercado, y dijo que había poco espacio para más estímulo monetario que respalde a una economía asolada por la pandemia de coronavirus.

Fue la segunda rebaja consecutiva de tal magnitud, cuando el mes pasado las autoridades del organismo habían advertido que el 2,25% sería un piso temporal.

Sin embargo, las proyecciones que indican que la economía del país sudamericano se dirige a su peor caída anual en los registros, obligó a la entidad monetaria a incrementar el esfuerzo.

Varios bancos de inversión proyectan que el PBI de la mayor economía de América Latina se reducirá este año más de un 7%. En el mismo sentido, la semana pasada, el Banco Mundial corrijió su estimación para el declive del PBI de Brasil y ahora espera una contracción del 8%.

Por otra parte, el peso chileno se depreció un 1,4%, afectado por un sombrío panorama para la economía local, que anotaría en 2020 su mayor contracción en 35 años debido al profundo impacto provocado por la pandemia de coronavirus, según reveló el Banco Central de ese país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario