Nuevas restricciones del BCRA: ¿Alcanzan para detener la sangría de reservas?

Finanzas

El martes fueron anunciadas nuevas restricciones que apuntan a dólares financieros y demanda de importadores. El miércoles y el jueves, el BCRA logró compras netas por u$s170 millones pero ¿Qué ocurrirá a largo plazo?

El Banco Central comenzó el mes de octubre con nuevas regulaciones para moderar el drenaje de reservas que incluyeron limitaciones a pagos anticipados de importaciones y restricciones para vender valores negociables en dólares ley local. Estas medidas permitieron al organismo proteger las reservas después de un saldo vendedor en septiembre que alcanzó los u$s1322 millones en septiembre.

A fines de esta semana que fue más breve por el feriado del viernes, el Banco Central logró cerrar su participación en el mercado cambiario con saldo comprador de u$s170 millones entre miércoles y jueves para recuperar margen de maniobra y abastecer de dólares a importadores de bienes intermedios y de capital.

"Tenemos un compromiso con la estabilidad cambiaria. No queremos que haya sobresaltos en el mercado", aseguró estos días el presidente del BCRA, Miguel Pesce, a la vez que destacó que "en los años donde hay procesos electorales siempre se desatan especulaciones" sobre el dólar. Asimismo, señaló que "en el tercer trimestre el mercado cambiario sufre el estrés porque dejan de entrar los recursos provenientes de las cosechas gruesas y finas". "Estamos en ese momento y creo que lo vamos a atravesar con éxito, como lo atravesamos el año pasado", afirmó .

En este marco, el Central tiene dos desafíos claves por delante: cuidar las reservas hasta diciembre a la espera de la cosecha fina que comienza en diciembre y como habíamos anticipado, se le suma un factor más ya que el turismo comienza a ser una variable más a tener en cuenta. Las aperturas a turistas extranjeros atraerá dólares al país pero al mismo tiempo, estimulará la demanda sobre el oficial.

Analistas consultados por Ámbito dieron su opinión al respecto sobre las nuevas medidas del Banco Central y señalaron que a corto plazo, las restricciones reducirán los volúmenes operados en los segmentos "intervenidos" pero las dudas comienzan a plantearse a mediano y largo plazo.

"Me parece que las nuevas medidas ayudan sobre todo por el lado de los pagos adelantados de importaciones. Se tardó mucho en reaccionar. Por ejemplo el dato de agosto es de u$s950 millones en pagos de importaciones adelantadas y es el nivel más alto desde julio de 2015. Ese dato se publicó en el balance cambiario y el BCRA debería tener esa información antes, debería reaccionar anticipadamente y no después de que tuvo una salida de pago de importaciones tan alta que se le fue por debajo de la mesa", expresó Nicolás Pertierra, Economista Jefe del Centro de Estudios Económicos y Sociales.

"La corrida de septiembre/octubre del año pasado agarró al BCRA con menos reservas que ahora e interviniendo y regulando bien, acomodó la situación. Hoy tiene la posibilidad de hacer lo mismo. Igual está claro que el margen en las reservas se va reduciendo y va a forzar a una fiscalización más estricta de las importaciones". En relación al impacto que tendrá en el turismo, Pertierra adelantó: "Hoy no podes tolerar una salida de divisas de 2 o 3 millones de dólares por turismo".

En contraposición, el economista Gabriel Rubinstein planteó un panorama menos optimista: "La situación de reservas es muy angustiante, hay unas u$s5500 millones de reservas netas y u$s2000 millones de reservas líquidas cuando se saca el oro, pero en todo caso es muy mala. Todo el tiempo están buscando medidas para paliar el drenaje que si seguía al ritmo anterior llegábamos a las elecciones con reservas líquidas negativas que eso ya pasó. Entonces la situación es complicada".

"Con esto tratan de ir contra las demandas del mercado. El mercado demanda CCL y ellos ponen trabas pero siempre las brechas tienden a ajustarse porque la gente sigue queriendo demandar dólares. Por más trabas que haya siempre le buscas la vuelta y así que los efectos suelen ser muy efímeros", agregó.

"En cuanto a las importaciones, los efectos suelen ser más duraderos porque no es lo mismo el mercado financiero que el real. Si bien dicen que no van a afectar insumos con hipótesis optimistas del gobierno, generalmente se perjudica porque hay muchas empresas que tienen que pagar anticipadamente importaciones y si no no les giran la mercadería y entonces ahí se producen problemas productivos asique son todas medidas como si estuviéramos en una economía de guerra todo el tiempo".

Por último cerró: "Puede tener algún tipo de resultado como la compra pero es muy difícil pensar que una economía va a crecer con cepos y finalmente las reservas vuelven a caer porque es muy difícil que entren divisas en estas circunstancias. Pero obvio que se llega a las elecciones".

Temas

Dejá tu comentario