Edición Impresa

"Gorda", una crítica mordaz al prejuicio

A la protagonista de esta serie le han dicho “Gorda fofa, gorda paposa, gorda batata”. Para una cita no elige ropa porque se viste con algo que le entre y negro. Arranca la enésima dieta “comeré aire, me voy a volver respiracionista”. De chica, en la primaria, la cargaban, práctica que hoy se llamaría“bullying”, y le decían Paky. Más tarde se sabrá que el apodo era por paquidermo, aunque una lesbiana le pregunta si es paki por el desdén con el que alude a ellas. Sueña con vivir en el Renacimiento o en los cuadros de Botero. Se siente enorme, invisible, un mueble, un fantasma. Asiste a grupos de gordos para bajar de peso pero no hace catarsis y, en cambio, encuentra un amigo que dice ser gordo por elección en un vínculo que recuerda mucho a Kate y Toby de la serie “This is us”.

“Gorda” está disponible en Flow y consta de ocho capítulos de 15 minutos, lo que sería una película de dos horas, pero como ganó el concurso de producción de series web del INCAA, su formato está confeccionado a partir de episodios autoconclusivos cuyos ejes temáticos son visibles y están muy bien construidos. Su protagonista es Joy, Karina Hernández, quien ha trabajado en teatro con Claudio Tolcachir o Valeria Ambrosio y forma parte del elenco de “Morir de amor” (pasó por “Guapas” y “Farsantes”). Aquí encarna a una mujer que ha sufrido siempre discriminación, hija de una “idishe mame” que lo único que busca es darle de comer, y nietos. Debe cortar esta obsesión frenética por mimarla a través de la comida a los gritos y poniendo en evidencia que la única que no ve que es gorda es su mamá. Dicho sea de paso, el ringtone para identificar a esa madre judía es el de la escena de la ducha en “Psicosis”.

Dirigida por Sol Rietti, Tamy Hochman y Bárbara Cerro, la serie elabora una crítica irónica a los prejuicios de la sociedad, intenta visibilizar la “gordofobia” y un tejido atravesado por redes sociales signadas por la imagen. “¿Te comés una torta entera? Dame tiempo y una cucharita”, es una de las tantas frases que con humor describen su vida cotidiana. Hace diez años el Puma Goity protagonizó “Gorda”, de Neil LaBute, junto a la actriz española Mireia Gubianas. Allí el actor encarnaba a un hombre exitoso que se enamoraba perdidamente de una mujer inteligente, graciosa, sensual, divertida y con 30 kilos de más. Tuvo que lidiar con el hostigamiento y crueldad de amigos y familia hasta que decidió abandonarla para evitar burlas y prejuicios. Esta serie tiene el espíritu de lucha de las minorías, acorde a los tiempos que corren.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora