Ahora la Ciudad busca que se dicten clases presenciales en las plazas

Información General

El Gobierno porteño presentó una nueva propuesta al Ministerio de Educación nacional para el "retorno a la presencialidad" de los alumnos que perdieron el vínculo con las escuelas por la pandemia de coronavirus. La iniciativa propone que se dicten clases en plazas barriales o calles cercanas a las escuelas.

El Gobierno porteño presentó una nueva propuesta al Ministerio de Educación nacional para el "retorno a la presencialidad" de los alumnos de la Ciudad que perdieron el vínculo con las escuelas por la pandemia mediante un plan que contempla, a partir del 28 de septiembre, clases de apoyo escolar y talleres de lectura en el espacio público como plazas barriales o calles situadas en el entorno de los establecimientos.

La medida fue elevada por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, a su par nacional, Nicolás Trotta, según informaron fuentes de la cartera capitalina, luego de la negativa, semanas atrás, del programa de la Ciudad para la apertura de gabinetes informáticos en las escuelas para 6.500 estudiantes.

En ese sentido, el nuevo esquema plantea el apoyo escolar en el espacio público para 6.500 alumnos "que perdieron el contacto con las escuelas" y que pertenecen a la educación estatal, a los que se podrán sumar "a demanda" los de gestión privada.

La iniciativa, según explicaron, surge "ante la necesidad de reforzar el apoyo y acompañamiento presencial a aquellos/as que no pudieron sostener los procesos de enseñanza-aprendizaje para evitar que pierdan la escolaridad".

En el caso de los talleres de lectura, que también se harán en el espacio público, estarán dirigidos a alumnos de primer grado de ambas gestiones quienes "poseen menor grado de autonomía para el aprendizaje y requieren de mayor acompañamiento para reforzar el proceso de aprendizaje", evaluaron desde el Ministerio porteño.

La dinámica para la utilización del espacio público comprenderá el horario de 9 a 12, en una plaza a designar por barrio, con grupos de hasta diez personas -ocho alumnos y dos adultos-, que deberán usar barbijos y alcohol en gel, dos veces por semana, a cargo de docentes socioeducativos, narradores y promotores de lectura y con la articulación con las áreas de Atención Ciudadana, Espacio Público, Transporte y Cultura.

Por otra parte, el plan presentado busca "generar un espacio de socialización, encuentro y aprendizaje comunitario para estudiantes del último año del nivel secundario", es decir los quintos y sextos, mediante la utilización "del mobiliario de la escuela en la calle".

Para este nivel, la propuesta abarca a 170 escuelas de nivel medio de gestión estatal, con una frecuencia también de dos veces por semana, en el horario de 10 a 12, a cargo de la conducción y personal de la escuela, quienes también deberán usar, al igual que los alumnos, el barbijo y alcohol en gel.

Y se impulsa el traslado de los muebles escolares, como mesas y sillas, a calles de poca circulación que estén en el entorno urbano de los establecimientos escolares.

Por último, se plantea la conformación de espacios evaluativos para estudiantes del nivel superior y de formación profesional en condiciones de recibirse para que puedan rendir exámenes prácticos finales.

El plan del Gobierno porteño fue difundido tras la reunión de esta tarde que mantuvieron los ministros Trotta y Acuña para conversar sobre la posibilidad de retomar algunas actividades escolares.

"Analizaremos la propuesta y les daremos una respuesta. Lo que quedamos es no dar ninguna respuesta formal hasta que tengamos la reunión con ambos ministros de Salud, eso es lo que hemos sostenido en esta reunión con la ministra Acuña", dijo Trotta.

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, defendió la iniciativa al asegurar que “ esta primera propuesta en el espacio público tiene que ver con un subgrupo pequeño y no tiene como objeto principal agregar contenidos sino con reconstruir el vínculo” con los 6.500 alumnos antes mencionados.

Además, destacó que “los lugares podrán ser elegidos por las familias, en las plazas más cercanas” y aclaró que la propuesta aún no está confirmada sino que “es un inicio de diálogo que tuvo la ministra de educación con Nación”.

UTE y Ctera rechazan la propuesta de retomar clases en plazas y calles porteñas

La secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) en Capital Federal, Angélica Graciano, cuestionó este miércoles la propuesta del Gobierno de la Ciudad para el retorno parcial a la presencialidad en plazas y calles, y entendió que se trata de una idea que responde a una "actitud anticuarentena".

"Estos anuncios de los funcionarios hablan claramente del desconocimiento de los procesos educativos y de la no asunción de la responsabilidad a la que ha renunciado hace rato (el jefe de Gobierno, Horacio) Rodríguez Larreta", afirmó Graciano, en declaraciones a Télam.

"La ministra (de Educación del distrito, Soledad Acuña) anunció que van a dar clases en las plazas y equiparó dar clases al aire libre a tomar una cerveza en la vereda de un bar, lo que habla del desconocimiento de los procesos educativos", añadió la dirigente sindical.

Al rechazar la nueva propuesta oficial, Graciano recordó además que "desde marzo que estamos reclamando que desde el Gobierno entreguen las computadoras para los chicos que necesitan y que hagan todo lo que tienen que hacer para acompañar trayectorias educativas de los alumnos".

"Seis meses después, -añadió- Rodríguez Larreta vuelva a utilizar a los estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires con una actitud anticuarentena y de flexibilización de todas las medidas sanitarias que se deben tomar para que el coronavirus no siga circulando", consideró.

Finalmente, añadió: "Obviamente estamos rechazando esta medida del Gobierno porteño. Se dijo que esto se había consensuado con los supervisores y directores de las escuelas y no hubo ninguna reunión para acordar nada de esto que nos dicen".

"Es alarmante que se anuncie una propuesta de estas características cuando los responsables de los estudiantes de la Ciudad nunca fueron consultados de nada", concluyó la dirigente de UTE-Ctera.

Coronavirus en la Ciudad

En la Ciudad de Buenos Aires ya son 2.933 los fallecidos y 113.187 los contagiados desde la llegada de la pandemia de coronavirus al país. Por su parte, suman 88.507 las personas recuperadas.

En tanto, la ocupación de camas de terapia intensiva es del 59,7%, informó esta mañana el Ministerio de Salud porteño. En ese marco, se precisó que en el sistema de salud pública están ocupadas 269 camas críticas sobre un total de 450, mientras en los casos moderados la ocupación es de 44% (660 sobre 1.500 disponibles) y en los leves 24,4% (1.222 sobre 5.000).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario