¿Qué es el "barbijo egoísta" que complica la lucha con el coronavirus?

Información General

Cumpliendo un rol completamente inverso, este tipo de barbijo no sirve para evitar el contagio de la enfermedad si uno ya está infectado de coronavirus.

El barbijo es una herramienta esencial para lograr superar este momento crítico de la pandemia que se vive en el país, con la obligatoriedad de utilizarlo, tapando boca, nariz y mentón, siendo una de las mejores políticas para combatir el aumento de casos de coronavirus. Pero, en las últimas horas se generó una polémica por la llegada al país de unos “barbijos egoístas”, que en lugar de evitar la propagación del virus pueden fomentarla.

Se trata de los cubrebocas con válvula, diseñados para el uso en fábricas o sitios donde se acumulen grandes cantidades de polvo, que se venden bajo los modelos N95, FPP2 y FPP3, entre otros. Estos tienen una válvula al costado por donde sale todo el aire concentrado, lo que permite filtrar más fácilmente el polvo.

Barbijos
Mientras que los barbijos con válvula sirven para el personal en un hospital, no evitan que una persona contagie coronavirus.

Mientras que los barbijos con válvula sirven para el personal en un hospital, no evitan que una persona contagie coronavirus.

Esto genera un grave problema, que es que a la hora de exhalar, la válvula no filtra todas las partículas líquidas que haya en el aire, por lo que si estas contienen trazos de SARS-CoV-2, no evitan que las mismas se dispersen. En conclusión, serviría para cuidarse a uno, pero no para evitar que uno contagie al resto, que es la principal función de los barbijos.

Debido a esto, varios gobiernos del mundo desalientan la compra o utilización de este tipo de barbijos, bajo el argumento de que no aporta ningún beneficio en comparación con los tapabocas normales. Incluso algunas aerolíneas, como American Airlines, prohibieron el uso de este tipo de barbijo en sus vuelos.

Cabe recordar que en la ciudad de Buenos Aires se prohibió la comercialización de los barbijos modelo N95, utilizado principalmente por médicos como parte del uniforme de protección sanitario, y solo se permite vender si es a un hospital o gente que trabaja en salud.

uti.jpeg
El barbijo N95 se utiliza solo por médicos de algún hospital y para tratar a pacientes con coronavirus.

El barbijo N95 se utiliza solo por médicos de algún hospital y para tratar a pacientes con coronavirus.

El concepto “barbijo egoísta” surgió en España, donde el portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia, Fernando Simón, aseguró: "El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse. Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco".

Por otro lado, Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, explicó que este tipo de barbijos cumplen la función contraria a la de uno tradicional. “La razón por la que se promueve el uso de barbijo es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás", subrayó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario