El fin del universo: una nueva teoría habla de explosiones colosales

Información General

El físico Matt Caplan de la Universidad de Illinois asegura que el final será con estelares "fuegos artificiales". La hipótesis más aceptada hasta ahora indica que se irá apagando de manera lenta y moderada.

El universo terminará con estelares "fuegos artificiales", según una nueva teoría que refuta un apagado lento y suave, lo cual podría suceder dentro de miles y miles de años. Este apagado sucedería de manera espectacular, con una serie de explosiones provocados por desechos estelares llamados enanas negras.

Así lo afirmó el físico Matt Caplan de la Universidad de Illinois, autor del estudio que se publicará en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, según el cual este escenario pirotécnico será muy diferente al de apagado lento y moderado hipotetizado hasta ahora.

Los modelos actuales indican que en un futuro muy lejano (en un número de años expresado como 1 seguido de cien ceros) las estrellas dejarán de nacer, las galaxias se oscurecerán e incluso los agujeros negros se evaporarán, dejando solo energía y partículas subatómicas.

La expansión del espacio llevará la temperatura al cero absoluto, marcando la muerte térmica del universo. En este escenario tan oscuro, frío y desolador, sin embargo, podría haber una sorpresa: para organizarlo serían las enanas blancas, estrellas como el Sol que han quemado todo el combustible y han perdido sus capas externas.

"Son esencialmente como sartenes que se sacan del brasero", explicó Caplan. "Están destinadas a enfriarse cada vez más", convirtiéndose en enanas negras. El hecho de que estén frías, sin embargo, no significa que las reacciones nucleares dentro de ellas hayan cesado.

Según los cálculos de Caplan, de hecho, las enanas blancas dotadas de una masa ligeramente superior a aquella del Sol podrían seguir alimentando reacciones nucleares por efecto de su altísima densidad.

En un largo período, estas reacciones acabarían provocando una fuerte inestabilidad que llevaría al colapso y una explosión colosal igual a la de las supernovas.

"Este estudio teoriza un fenómeno que debería registrarse en una época difícil de imaginar, mucho mayor que la edad del propio universo, pero en cualquier caso es de interés porque sabemos que cualquier fenómeno permitido por las leyes de la física, en un universo bastante grande y en un tiempo bastante largo, tarde o temprano sucederá", comentó Massimo Della Valle, director de investigación del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF) en el Observatorio de Capodimonte.

"Si realmente sucede -continuó el experto- este espectáculo no podrá tener espectadores de todos modos: por efecto de la expansión del universo, las galaxias y los remanentes de las estrellas estarán tan separados que estas explosiones ocurrirán en total soledad".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario