Esperan migración de alumnos porteños de escuelas privadas a públicas

Información General

Las inscripciones comienzan en octubre. Creen que podría haber faltantes para cubrir la necesidad de maternales y sala de 3 años.

Florencia ya comenzó a planificar el ciclo lectivo de su hija que empezará primer grado el año que viene. En medio de la pandemia y la incertidumbre sobre lo que sucederá con las clases el año que viene decidió no renovar la vacante de Delfina en el colegio privado al que asistía desde los dos años e inclinarse esta vez por buscar un lugar en un establecimiento público. “Ya voy a empezar todo para anotarla el mes que viene, es por el desconcierto de lo que sucederá en 2021 con el colegio y por supuesto lo económico, ya que la cuarentena impactó de lleno a nuestro bolsillo”, contó esta mamá que es una de las tantas que piensa en inclinarse hacia las escuelas públicas el próximo año.

La Ciudad de Buenos Aires tiene un total de 247.000 estudiantes en escuelas públicas en nivel primario y secundario. Pero esos números podrían incrementarse como consecuencia de la pandemia por el Covid -19 y sus efectos económicos. “Desde el Ministerio de Educación armamos una mesa especial hace varios meses con diferentes especialistas para tratar este tema. Aunque no tenemos números concretos, no sabemos si realmente habrá un vuelco hacia la escuela pública, pero ya estamos trabajando por si eso sucede”, sostuvieron fuentes de la cartera educativa de la Ciudad.

Lo cierto es que las inscripciones comienzan el mes que viene “hasta que no empecemos a ver los números no sabemos si es una tendencia real o no”, indicaron desde Educación. La falta de vacantes siempre generar polémica, pero la ministra de Educación Soledad Acuña, en una entrevista a principios de año, con este medio fue muy clara: “En la Ciudad de Buenos Aires no faltan vacantes, nosotros garantizamos el 100% de cobertura de todas las familias que eligen la escuela pública, desde sala de 4 hasta secundaria”, sostuvo.

Aunque en aquella oportunidad reconoció que “la demanda supera la oferta es en sala de 3 para abajo. En sala de tres cubrimos el 80% de los pedidos que tenemos, maternal que es sala de 1, 2 y bebes es donde quedan más relejados. Esto es porque construimos jardines con la edad escolar obligatoria para arriba”, explicó Acuña. Lo cierto es que hoy la mayoría de los jardines maternales son los más complicados, porque vieron reducida notablemente la cantidad de alumnos en cuarentena. La posibilidad de que esa población se traslade hacia los establecimientos públicos, no se descarta y será difícil cumplir con todos los pedidos de vacantes.

Lo cierto es que el último fenómeno de este tipo se dio en 2002, luego de la crisis económica del 2001. Periodo en que la matrícula estatal había aumentado un 1,1% y la privada, descendido sólo un 0,4% a nivel nacional. Según los datos, publicados el mes pasado, por la cartera educativa que conduce Nicolás Trotta el número de estudiantes que asiste a las escuelas públicas se incrementó un 2% en 2019 (190 mil alumnos) respecto del año anterior, mientras que la matrícula de las instituciones privadas cayó 1,2% (es decir se fueron unos 42 mil alumnos).

En la Ciudad aseguran que esos cambios no se dieron de forma tan drástica. “En estos últimos 20 años el nivel primario se mantiene muy estable pero el verdadero fenómeno se ve en inicial que aumentó la demanda de la escuela pública porque se generó mucha oferta y los jardines son muy buenos con la posibilidad de jornada completa”, indicaron desde educación porteña.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario