Salta: por lluvias volvió a cortarse el paso

Información General

Si bien las lluvias cesaron en el departamento San Martín, en el norte salteño, las precipitaciones registradas en la alta cuenca del Rio Seco obligaron a suspender el paso por el badén construido sobre ese curso de agua, que aumentó notablemente su caudal y acentuó la situación de aislamiento que soportan los cien mil pobladores de esa zona.

Así lo precisaron fuentes policiales, que detallaron que un golpe de agua arrastró el badén construido ante la emergencia generada por la caída del puente de hormigón el pasado 31 de diciembre y cubrió el lecho de banda a banda, por lo que Vialidad Nacional y Gendarmería cortaron el paso de todo tipo de vehículos.

Hasta esta mañana se había logrado descomprimir la situación en la zona, debido a que todos los vehículos que estaban a ambas márgenes del río Seco, aguardando su turno, pudieron atravesar el lecho y seguir su camino.

Por estas horas, las temperaturas que se registran en la zona son altas, hay sol y no llueve.

Los voceros explicaron que un puesto de Gendarmería Nacional está apostado en el acceso a la localidad de Embarcación, para pedir a los automovilistas que no sigan circulando hacia el norte, porque está cortado el paso y la espera en la ruta es problemática, por el calor intenso.

Por ahora, la única alternativa para comunicar la parte norte del departamento San Martín con el resto del territorio provincial, es a través del coche motor que desde el domingo pasado hace un recorrido de unos tres kilómetros, por las vías del tren, con pasajeros que necesitan pasar de un lado y del otro del río.

Todo comenzó en la mañana del sábado 31 de diciembre pasado, cuando una fuerte correntada se llevó parte del puente que está sobre el río Seco, en la ruta nacional 34, a unos 300 kilómetros al norte de Salta Capital.

Desde ese día, unos cien mil habitantes de las localidades de General Ballivián, General Mosconi, Tartagal, Aguaray y Salvador Mazza sufren serios problemas de aislamiento, teniendo en cuenta que la ruta nacional 34 es la única vía que los camunica con el resto de la provincia.

Si bien no llueve en la región afectada, ahora son las precipitaciones que se registran en la alta cuenca las que complican la situación y castigan a los habitantes de ese departamento norteño.

La solución definitiva a todo este panorama es la construcción de una nueva estructura carretera de hormigón, que estaría lista para fin de año, ya que los trabajos demandarán entre ocho y diez meses y Vialidad Nacional debe todavía determinar cuál será la empresa encargada de la obra.

Mientras, se espera que la firma contratada por Vialidad de la Nación para la colocación de un puente bailey de 40 metros de longitud pueda realizar su tarea, porque por allí podrán circular con más seguridad los vehículos pesados y de menor porte, aunque esto también depende de las condiciones climáticas y del cauce del río Seco.

Por su parte, ingenieros de la Secretaría de Obras Públicas de Salta iniciaron hoy un relevamiento de la estructura del puente ferroviario que cruza el río Seco y por donde circula el coche motor, para permitir también el paso de vehículos pesados y livianos, tras la autorización de la firma Belgrano Cargas.

También se espera la llegada a la zona de una locomotora con vagones que un empresario puso a disposición del gobierno provincial, para reemplazar al coche motor y poder trasladar a más cantidad de pasajeros por viaje y mercadería.

Fuentes del Ministerio de Salud salteño indicaron además que ayer se entregaron unos 1.450 kilogramos de medicamentos e insumos médicos, para cubrir -mediante el puente aéreo establecido ante la emergencia-, las necesidades de los hospitales y puestos sanitarios de Tartagal, General Mosconi, Salvador Mazza, Santa Victoria Este y Alto La Sierra.

No obstante, pobladores de la región se quejan de no contar con medicamentos y vacunas, y de la falta de alimentos.

Por otra parte, prosigue el traslado en vuelos sanitarios de pacientes del área afectada, informaron fuentes sanitarias tras detallar que ayer se realizaron cuatro derivaciones, y que dos pacientes dados de alta en Salta fueron restituidos a Mosconi y Alto La Sierra, también mediante un avión sanitario.

Finalmente, las fuentes indicaron que se espera que baje el caudal del río para que las máquinas de Vialidad trabajen durante la noche y puedan restituir el badén, para habilitar el paso de los vehículos a partir de mañana, si las condiciones climáticas acompañan.

Dejá tu comentario