Covid-19: informan sobre provisión reducida de fármacos en unidades de terapia intensiva

Información General

Citaron que en contexto de pandemia, el 58% de las UTI se vio desprovista de un insumo o droga, como analgésicos o sedantes. Insistieron que el problema es mundial y muticausal ante la fuerte demanda.

Un informe del Centro de Profesionales Farmacéuticos (CEPROFAR) remarcó que en el contexto de la pandemia de Covid-19 se registró una provisión reducida de medicamentos como analgésicos y sedantes, en las terapias intensivas. De hecho, casi el 60% de estas unidades se vio desprovista de un insumo o fármaco.

En un comunicado, CEPROFAR indicó que “es también advertido y citado por los profesionales de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) en su informe Análisis de Situación del COVID-19 en Terapias Intensivas de Argentina, del 16 de abril 2021, donde se indica que el 58% de las terapias intensivas encuestadas refirió déficit de algún insumo o droga”.

“Actualmente, la provisión de analgésicos, sedantes y relajantes musculares en terapia intensiva se ha visto reducida. Además, la gestión de los fármacos para evitar o tratar las trombosis, o de los antibióticos para algunas infecciones específicas, ha sido fuertemente afectada”, rezó el texto.

Desde CEPROFAR aclararon que el desabastecimiento no es un problema exclusivo de Argentina y que los quiebres de stock ocurrieron en distintos países europeos, en EE.UU y también en Latinoamérica.

El principal problema radica en el aumento de la demanda y en la escasez de materias primas necesarias para la producción de los medicamentos críticos. “En general, y en situaciones normales, estas materias primas provienen de países como China e India, que poseen grandes laboratorios que las elaboran y exportan a todo el mundo”, explicaron

“Esta realidad actual, de falta de provisión, se torna aún más grave en Argentina debido a la insuficiente cantidad de laboratorios que produzcan estos medicamentos y principios activos en nuestro país. Situaciones como la que estamos transitando, vislumbran la necesidad de disponer de laboratorios públicos para la producción de medicamentos de alto consumo”, indicaron

De igual modo, “se manifiesta la importancia estratégica de contar con laboratorios de síntesis para evitar depender de materia prima externa” para luego agregar que “es evidente que la escasez de insumos no responde a un solo factor que pueda explicar la falta de determinados medicamentos en nuestras farmacias y en nuestros hospitales, sino que el problema es aún más profundo y multicausal”.

“Debemos reconocer y resaltar la ardua tarea que realizan nuestros colegas farmacéuticos para asegurar la disponibilidad y evitar quiebres de stock.Por un lado, los farmacéuticos abocados a la gestión de insumos críticos y esenciales están padeciendo los avatares del mercado. Y por otro lado, los farmacéuticos clínicos, que trabajan al pie de la cama del paciente realizando el seguimiento farmacoterapéutico, están ofreciendo al equipo tratante opciones terapéuticas alternativas, protocolos adaptados al desabastecimiento y conductas de prevención y alerta”, cerraron.

Dejá tu comentario