Para el sistema financiero, Chabán es "ciudadano ejemplar"

Judiciales

P ara el sistema financiero, Emir Omar Chabán, el único detenido por las 192 muertes en el boliche República de Cromañón, es un ciudadano ejemplar. A la fecha, sin deudas pendientes, no muestra morosidades ni incumplimientos como cheques rechazados, según datos extraídos del Banco Central (BCRA).

Así, Chabán «está al día», explicó un investigador de la causa a este diario, quien reveló datos sobre su situación económica como gerenciador del local protagonista de la tragedia.

Según la documentación a la que accedió este diario, hasta el momento de su detención -hace un mes y medio-, el gerenciador no habría operado en descubierto, en los últimos dos años no registró ni un solo incumplimiento, habría tenido un movimiento bancario mínimo, con al parecer sólo una cuenta corriente abierta. Además, no habría tomado créditos con su nombre y habría cumplido correctamente con su tarjeta de crédito, de acuerdo con el investigador.

Acerca de los datos de su inscripción en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se desprende que
Chabán está anotado como trabajador autónomo en la categoría «D», que es para profesionales, gerentes de sociedades de responsabilidad limitada (SRL) o directores de sociedades anónimas (SA) desde julio de 1982. Sorprende, quizás un nivel de aportes mensuales más bien bajos, porque por mes debe abonar en la actualidad $ 245,12. Chabán, al estar inscripto como autónomo, es «IVA exento», lo que implica que no paga el impuesto. De la documentación a la que se tuvo acceso, no se pudo comprobar si tuvo o tiene alguna deuda impositiva.

El rubro que
Chabán eligió como «actividad-principal» es el codificado como 919900, lo que implica «servicios de asociaciones no clasificados en otra parte».

Según su abogado defensor, Pedro D'Attoli, «Chabán era el gerenciador de Cromañón, era el encargado de las relaciones públicas, nada más».

De acuerdo con información del BCRA, hasta diciembre de 2004, Chabán se encontraba «al día», en una situación «1», lo que significaba que no «existen registraciones de cheques rechazados» en su haber.

Estos datos se agregan a los que ya fueron revelados acerca de las tres empresas que se relacionan con Cromañón -Nueva Zarelux SA (la dueña del predio ubicado en Bartolomé Mitre al 3000, una offshore constituida en Uruguay), Lagarto SA (la locataria del local bailable) y Central Park Hotel SRL (del hotel lindero)- desde expedientes de la Inspección General de Justicia (IGJ).

Ya comparecieron 14 involucrados a estas empresas -Chabán no figura en directorios, ni como accionista de, al menos, las SA, ni en la gerencia de la SRL-ante la IGJ con la finalidad de que se impute a los verdaderos responsables de la tragedia.

El norte que siguen los investigadores es ahora el de
Rafael Levi, el presunto dueño de Nueva Zarelux SA. Chabán, detenido y procesado por homicidio, pese a no figurar en registros societarios y aparentemente estar al día para el sistema financiero, sería responsable por haber gerenciado el local.

Dejá tu comentario