Andrea Sambucetti

Cuatro meses

Es lo que, estiman, demorará reunir las firmas necesarias para convocar al referendo revocatorio para Aníbal Ibarra. El proceso arrancó el fin de semana con mesas en los barrios. Pero, si se cumple ese pronóstico, la consulta coincidirá con las elecciones legislativas porteñas.

Previsible: sólo con firmas

Los jueces del Tribunal Superior de Justicia porteño le dijeron que no al pedido que había realizado el jefe de Gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra, por el cual pretendía lograr directamente el referendo de revocatoria de su mandato sin la necesidad de recolectar las 519.599 firmas -equivalentes a 20% del padrón electoral de la Capital Federal-exigidas por ley. Con esta decisión, queda sólo la posibilidad de reunir las adhesiones ciudadanas que pide la Constitución para luego convocar a elecciones y decidir la continuidad o no de Ibarra. El máximo tribunal porteño rechazó ayer también una solicitud de revocatoria del vicejefe de Gobierno, Jorge Telerman, que realizó un particular. Mañana será entregada la primera tanda de planillas para comenzar a juntar firmas. Para ello, se instalarán mesas en 9 puntos de la Ciudad desde este fin de semana.