Los fondos CER y dólar linked ya acumulan rescates por $35.000 millones en el mes

Economía

Giro a la dolarización, dificultades para el financiamiento en pesos del Tesoro y menores perspectivas de un salto del tipo de cambio oficial, entre las causas.

La demanda de los bonos dólar linked y CER decreció noviembre como instrumentos de cobertura. Por un lado, la creación de múltiples tipos de cambio redujo las expectativas de un eventual salto devaluatorio del tipo de cambio oficial. Y, por otro, se consolidó a lo largo del mes un cambio de tendencia entre los inversores, ante señales de saturación en el mercado de deuda en pesos y por el saldo vendedor que tuvo el banco central en el MULC hasta la reapertura del dólar soja. Estos factores pusieron fin a la calma cambiaria de los últimos meses y dispararon las cotizaciones de los dólares financieros. Analistas consultados por Ámbito advierten que los rescates evidenciados en los Fondos Comunes de Inversión complejizan el financiamiento del Gobierno en las licitaciones.

Según datos de Adcap Grupo Financiero, a lo largo de noviembre (con datos a fines de la semana pasada) los Fondos Comunes de Inversión dólar linked tuvieron rescates por $20.500 millones y los FCI CER acumularon salidas por $14.600 millones.

De esta forma, los FCI dólar linked evidencian el segundo mes consecutivo con rescates, ya que en octubre acumularon salidas por $18.271 millones. El tipo de cambio diferencial para exportadores de soja y las modificaciones al dólar tarjeta redujeron fuertemente las expectativas de devaluación en el corto plazo. Esta dinámica consolidó un cambio de tendencia entre los inversores que, luego del sell off de la deuda CER en junio, demandaron los FCI dólar linked, que tocaron un máximo de suscripciones netas por $80.600 millones en julio, en un contexto de fuerte incertidumbre sobre el rumbo cambiario. Por otro lado, los FCI CER habían acumulado en octubre suscripciones netas por $8.557 millones.

Eduardo Herrera, CEO de IEB Fondos, señaló: “Los rescates creemos que se debieron fundamentalmente a que los inversores bajaron exposición al carry trade en pesos y decidieron incrementar la dolarización de sus carteras frente a un escenario de rollover en las licitaciones mucho más complicado”.

Adrián Yarde Buller, economista jefe en Facimex Valores, consideró que “los rescates a los FCI no fueron generalizados, sino que estuvieron principalmente concentrados en los FCI CER y dólar linked, que es el vehículo que estuvo usando el equipo económico a lo largo del año para financiarse a plazos un poco más largos”. “Estamos en una época del año en la que aumentan las necesidades de liquidez de las empresas y eso puede explicar parte de esta dinámica, a la vez que también tuvimos algo de migración hacia FCI dolarizados y T+1. Más allá de esto, creo que también están pesando las dudas de los inversores con respecto a la capacidad del Tesoro de ir renovando los vencimientos de deuda en un contexto en el que las curvas de pesos están operando en niveles de estrés”, agregó.

Por su parte, Pablo Repetto, head of research en Aurum Valores, destacó: “El temor a los cada vez más abultados vencimientos de deuda en pesos a plazos cada vez más cortos ha contribuido a que los inversores prefiriesen FCI menos “riesgosos” y de mayor liquidez, como Money Market que además han mejorado sus rendimientos por la suba de tasas”.

Así, este cambio de tendencia en el flujo de los FCI resulta una mala noticia de cara al exigente cierre del año en materia de financiamiento del Tesoro. Tras la licitación de ayer, en la que no se llegaron a renovar todos los vencimientos de la semana, restan dos colocaciones más en diciembre en las que la Secretaría de Finanzas necesitará incrementar el fondeo neto.

En esta línea, Herrera consideró que “a mayor cantidad de rescates, menos margen de los FCI para participar en las licitaciones; a su vez una mala licitación realimentaría los rescates, especialmente en FCI CER”. Por su parte, Yarde Buller destacó que los rescates de FCI agregaron algo de presión de cara a la licitación de ayer ya que “los Portfolio Managers están en una posición en la que no necesitan aumentar la exposición a deuda del Tesoro e incluso es probable que evalúen reducirla”.

Dejá tu comentario