Economía

Mercosur-UE: Argentina y Brasil buscan acuerdo entre privados

Es la estrategia de los dos socios mayores del bloque regional en la búsqueda de respaldo para la aprobación en los congresos de cada país.

Tras el acuerdo con la Unión Europea los gobiernos de Argentina y Brasil impulsan pactos entre los sectores privados del Mercosur para así lograr el respaldo en los respectivos congresos. El esquema es similar la estrategia que quiere aplicar a nivel local Mauricio Macri para evitar un rechazo parlamentario.

Los sectores que aparecen como punta de lanza son petróleo y alimentos. Entre los primeros se mencionan los combustibles alternativos: para Argentina el biodiésel, y para Brasil el etanol. El esquema a su vez serviría para el caso en el que se tengan que definir el reparto de las cuotas que concedió la UE para los productos agropecuarios del bloque sudamericano. Los criterio para esa distribución se terminarán de definir en el semestre próximo. Pero así como esa fórmula puede ser ideal para algunos sectores, no serviría para otros como el automotriz, donde las mismas empresas están radicadas de un lado y otro de la frontera y las definiciones sobre dónde radicar proyectos e inversiones obedecen a lógicas corporativas globales.

Al cierre de la 54 Cumbre de Jefes de Estado, el presidente Mauricio Macri afirmó que el acuerdo de libre comercio con la UE “es un punto de partida” para que el Mercosur vaya por más tratados de ese tipo, en tanto que abogó por acelerar un acercamiento del bloque regional con la Alianza del Pacífico.

La sensación que quedó del encuentro, que tuvo lugar en el centro de convenciones Estación Belgrano, de Santa Fe, es que el proceso de integración regional recuperó brillo y dinamismo, tras una década de virtual parálisis. De hecho, la firma del acuerdo con el bloque europeo impulsó la agenda de temas internos, entre otros, una primera revisión del Arancel Externo Común (AEC) a 25 años de su adopción.

En el temario del bloque regional quedaron para lo inmediato el cierre de las negociaciones con la UE, el acuerdo con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), la revisión del Arancel Externo Común (AEC) y el inicio de las discusiones para una moneda común para el largo plazo.

También quedó planteado en las discusiones la cuestión de las compras gubernamentales en Brasil. A pesar de que rige un igual tratamiento para empresas argentinas en el país vecino, las trabas burocráticas que aplican hace imposible que una firma logre participar en una licitación. El tema genera diferencias también con Europa.

En tanto, al apuntar hacia el otro bloque comercial integrado por Chile, Perú, Colombia y México, Macri llamó a “construir una región productiva con costas sobre dos océanos y ser uno de los polos de crecimiento más dinámicos del mundo”.

El presidente argentino le pasó el simbólico martillo de la presidencia a Jair Bolsonaro, en presencia de los mandatarios de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de Paraguay, Mario Abdo Martínez, y de los asociados Sebastián Piñera de Chile, y Evo Morales, de Bolivia. El mandatario brasileño se mostró más comprometido con la región, a pesar de que al inicio de su mandato dio señales en contrario, con una idea de privilegiar la relación con Estados Unidos.

Piñera, que detenta la presidencia temporaria de la Alianza del Pacífico, planteó en el plenario los problemas que tiene la relación económica con el Mercosur. Recordó que bajo el paraguas del Acuerdo de Complementación Económica ACE 35, el país trasandino tiene un acuerdo de libre comercio con desgravación de aranceles del 100%. Pero Piñera dijo que eso “es en teoría”, porque advirtió que persisten “numerosas barreras burocráticas”.

Bolsonaro, en tanto, manifestó que su país quiere “un bloque de menos discursos y más acción” y aventuró que “no sólo el Mercosur será fuerte sino que América Latina ocupará el lugar destacado que siempre ocupó en el mundo”.

Moneda Única

Una de las propuestas de Bolsonaro, cuando visitó Buenos Aires en junio, fue la de reflotar el proyecto de una moneda común del bloque que estuvo vigente en la década del 90. Al respecto, el ministro de Hacienda. Nicolás Dujovne, anunció que un grupo de expertos del Mercosur estudiará la eventual creación de esa divisa. La tarea fue encomendada al grupo de monitoreo macroeconómico del Mercosur por los ministros de Economía y presidentes de bancos centrales del bloque. El funcionario aclaró que se trata de un proyecto de “largo plazo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario