Bolsonaro lleva la campaña a la ONU: "Brasil estaba al borde del socialismo"

Mundo

El presidente pronunció un discurso dirigido a su base, en el cual criticó a la oposición, a los gobernadores y a la prensa.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uso el atril de la Asamblea General de la ONU para relanzar su discurso autoritario y proselitista sin dejar, prácticamente, blancos frecuentes por atacar.

En los doce minutos de su alocución, el mandatario defendió el tratamiento temprano contra el Covid-19, en contra de las pautas científicas, dijo que Brasil estaba en el borde del socialismo antes de asumir la Presidencia y aseguró que desde entonces no hubo un solo caso de corrupción.

Bolsonaro, que dijo que mostraría un país diferente "a lo que se publica en los periódicos o se ve en la televisión", aseguró que estaban "al borde del socialismo, nuestras empresas estatales perdían miles de millones de dólares. Hoy son rentables".

"Desde el inicio de la pandemia, hemos apoyado la autonomía del médico en la búsqueda de tratamiento temprano, siguiendo la recomendación de nuestro Consejo Federal de Medicina. Yo mismo fui uno de los que se sometieron al tratamiento inicial", siguió en referencia al uso de la hidroxicloroquina contra el coronavirus.

"No entendemos por qué muchos países, junto con gran parte de los medios de comunicación, se opusieron al tratamiento inicial. La historia y la ciencia sabrán hacer que todos rindan cuentas", agregó Bolsonaro quien culpó a los gobernadores por las cuarentenas y el efecto de las mismas sobre el poder adquisitivo.

Bolsonaro rompió el sistema de honor de la Asamblea General que establece que los oradores participan porque están vacunados contra el Covid-19.

El mandatario, un negacionista de la pandemia, el lunes debió comer en la cale frente a una pizzería en Nueva York, donde es obligatoria la inmunización para acceder a restaurantes y bares.

Bolsonaro enfrentó una protesta en su contra el lunes a la noche.

"Media docena de acéfalos protestan contra Jair Bolsonaro para delirio de parte de la prensa brasileña", escribió el mandatario en su perfil de Twitter.

"Lógicamente la prensa brasileña va a ver esto como una manifestación enorme contra mí, lo que no es verdad, esa banda no sabe lo que está haciendo, podría estar en un país socialista y no en Estados Unidos", agregó en un video posteado este martes en las redes sociales.

Dejá tu comentario