Escándalo en Brasil: Corte aplicó censura por "fake news" y allanó casa de exgeneral

Mundo

El máximo tribunal ordenó eliminar una nota, de los portales digitales Crusoé y O Antagonista, sobre una declaración que vinculaba a la empresa Odebrecht con un miembro del Supremo. Asimismo, acusó de posible complot al exmilitar Paulo Chagas.

Una tormenta institucional sacudió este martes a Brasil luego de que la máxima corte del país decidió aplicar la censura contra dos portales de noticias vinculados al mercado financiero y el allanamiento de la casa de un general retirado aliado del presidente Jair Bolsonaro, acusado de conspirar contra el tribunal.

El caso provocó la reacción contra la Corte de parte del arco político, pero también movió los cimientos del poder militar que forma parte del gobierno del ex capitán Bolsonaro, abiertamente crítico al perfil "garantista" de parte del Supremo Tribunal Federal (STF).

Pero todo se archivó en las pocas horas, con ribetes de escándalo institucional, cuando la fiscal general, Raquel Dodge, acusó a la Corte de haber actuado fuera del procedimiento, es decir, de hacer la instrucción sin el Ministerio Público.

El juez del Superior Tribunal Alexandre de Morais ordenó ocho allanamientos contra "fake news" u operaciones de prensa contra el presidente del máximo tribunal, Antonio Dias Toffoli, luego de que mandara censurar una nota supuestamente inverosímil a los portales digitales Crusoé y O Antagonista, propiedad de la agencia financiera Empiricus.

Además, bloqueó las redes sociales de los investigados por "contenidos de odio y subversión del orden público".

Estos medios divulgaron información calificada en poder de los fiscales de la Operación Lava Jato de Curitiba sobre una declaración que vinculaba a la empresa Odebrecht con Toffoli, en la cual no se detecta ni se habla de asuntos ilegales.

"Lo que está pasando va más allá de la censura", fustigó el vicepresidente y general Hamilton Mourao.

Uno de los allanamientos fue en la casa de un general retirado, Paulo Chagas, quien contó sobre el operativo en las redes sociales. Chagas es un conocido crítico de la Corte y fue candidato del presidente Bolsonaro a gobernador del Distrito Federal de Brasilia.

Dirigentes parlamentarios de la oposición y el oficialismo denunciaron censura por obligar a borrar, so pena de tener que pagar unos 30.000 dólares diarios, la notas sobre Toffoli.

El caso se enmarca en las disputas de doctrina crecientes entre la Operación Lava Jato -fiscales de primera instancia, Policía Federal y el hoy ministro Sérgio Moro- y parte del Supremo Tribunal Federal, que le puso un freno a los poderes extraordinarios con los que goza el equipo anticorrupción desde 2014.

La nota censurada por el juez De Morais en defensa del presidente del tribunal contaba que el corrupto confeso Marcelo Odebrecht, en su delación premiada, recordó que un ejecutivo de la constructora hizo gestiones ante Toffoli la década pasada.

En esa época, Toffoli era abogado general del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, pero la nota no lo vincula a ningún ilícito, así como tampoco el trecho de la delación de Odebrecht.

Según Folha de San Pablo, Odebrecht intentó presionar a Toffoli y a la entonces ministra de Minas y Energía, la luego presidenta Dilma Rousseff, que no accedieron a sus demandas.

La orden de retirar de la web a las notas que citan este hecho recibió el rechazo de otros ministros de la corte.

El contexto de este caso también se encuentra en un movimiento de diversas corrientes ideológicas en el Senado para crear una comisión investigadora del Poder Judicial, algo que fue archivado momentáneamente por el titular de la Cámara alta, el bolsonarista Davi Alcolumbre.

La corte suprema atraviesa algunas situaciones complejas, entre ellas porque el ala garantista está enfrentada directamente con la familia Bolsonaro ("necesito un cabo y un soldado para destituir a la corte", dijo el diputado Eduardo Bolsonaro en enero).

El principal motivo es el caso que mantiene detenido al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado por corrupción y líder opositor, en la Operación Lava Jato, que se transformó en bandera del gobierno Bolsonaro con el ingreso de Moro como ministro.

La corte debe tratar la liberación de Lula: tiene dos causas sobre la inconstitucionalidad de la detención sin que se hayan agotado todas las instancias judiciales.

Y en caso de aceptar la inconstitucionalidad, Lula y cientos de miles de detenidos saldrían en libertad.

"Es muy preocupante cómo han tratado al general Chagas", dijo sobre el allanamiento el general retirado Eduardo Villas Boas, asesor especial del Palacio del Planalto.

El año pasado Villas Boas, siendo jefe del Ejército, amenazó con un tuit a la corte con una posible intervención "en caso de impunidad": al día siguiente, la corte suprema rechazó por 6 a 5 un hábeas corpus que hubiera liberado a Lula.

Dejá tu comentario