Brasil: jueces y políticos salieron a defender la democracia tras el ataque de Bolsonaro

Mundo

Los ministros del Supremo, Alexandre de Moraes y Luis Roberto Barroso, blanco de las amenazas del mandatario, y opositores como Lula y Doria alertaron sobre la deriva autoritaria del gobierno.

Mientras el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a apuntar este martes, frente a una multitud de seguidores, contra jueces que ordenaron investigarlo, dos de los magistrados más atacados por el mandatario, el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Luís Roberto Barroso, y el magistrado del Supremo Tribunal Federal (STF) Alexandre de Moraes llamaron a respetar la democracia, un pedido que también hicieron políticos opositores.

"Brasil, una pasión. Blancos, negros e indígenas. Civiles y militares. Liberales, conservadores y progresistas. Desde 88, la voluntad del pueblo: FHC (Fernando Henrique Cardoso), Lula, Dilma y Bolsonaro. Elecciones libres, limpias y seguras. El amor a Brasil y a la democracia nos une. Sin vuelta al pasado", escribió por Twitter Barroso.

https://twitter.com/LRobertoBarroso/status/1435208317706592259

Moraes publicó un mensaje con un tono similar: "En este siete de septiembre, conmemoremos nuestra independencia, que garantizó nuestra libertad y que solamente se fortalece con un respeto absoluto a la democracia", escribió en la misma red social.

Los dos jueces han estado en la mira de Bolsonaro hace meses.

Por un lado, Barroso abrió una investigación en contra de Bolsonaro por sus repetidos ataques al sistema de urnas electrónicas y, por otro lado, De Moraes incluyó como investigado al presidente en un proceso penal que se inició en 2019 por la difusión en redes sociales de noticias falsas contra las instituciones democráticas.

Posibles rivales de Bolsonaro en las elecciones de 2022 también usaron las redes sociales para alertar sobre la necesidad de defender la democracia ante la amenaza golpista del mandatario ultraconservador.

Lula da Silva difundió un video en el que afirmó que el papel del presidente de la República es mantener viva la confianza en el presente y en el futuro, informó Estadao. "Pero en lugar de anunciar soluciones para el país, lo que hace es llamar a la gente al enfrentamiento, llama a actos contra los poderes y contra la democracia, que nunca respetó. En lugar de sumar, alienta la división, el odio y la violencia. Definitivamente, eso no es lo que espera Brasil de un presidente”, dijo.

https://twitter.com/LulaOficial/status/1435010124620435462

El gobernador de San Pablo, Joao Doria, enfrentado con Bolsonaro por la gestión de la pandemia, afirmó que Brasil vive su peor momento desde la dictadura. "Necesitamos la paz. No hay lugar para coqueteos autoritarios. La democracia, la libertad y el diálogo son los cimientos de la prosperidad y un mejor futuro para Brasil", dijo el gobernador, quien también advirtió del riesgo de "retrocesos".

Luiz Henrique Mandetta, quien fue ministro de Salud en el gobierno de Bolsonaro hasta el inicio de la lucha contra la pandemia en el país -y dejó el cargo en marzo del año pasado precisamente por desacuerdos sobre la conducta adoptada por el presidente-, afirmó que el 7 de septiembre no puede ser el "nosotros contra ellos". "No podemos aceptar que Brasil esté dividido así, por discursos de odio. Tenemos problemas reales que debemos abordar", dijo.

Dejá tu comentario