Venezuela exige la intervención de la ONU en Brasil para detener la crisis del coronavirus

Mundo

Considera que el presidente Bolsonaro es el mayor obstáculo para contener la pandemia en Sudamérica.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha acusado al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de ser el "principal obstáculo" para salvar vidas en el "peor momento de la pandemia" de coronavirus y ha pedido a la ONU que intervenga para "controlar la situación" generada por la enfermedad.

En un comunicado, Arreaza ha calificado la situación de "tragedia" después de que se registrara una cifra récord de 2.286 fallecidos en un día en el gigante sudamericano.

"Hace cuatro días le ratificamos al secretario general de la ONU lo que le alertamos nueve meses antes, que la ONU debe intervenir para que el Gobierno de Brasil asuma y controle la tragedia y así proteger a toda Sudamérica", ha dicho Arreaza.

Así, ha indicado que en una misiva fechada el pasado 6 de marzo y dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, el Gobierno de Venezuela ha solicitado "urgentes gestiones y buenos oficios" ante las autoridades brasileñas y, en especial, Bolsonaro.

En este sentido, el ejecutivo de Nicolás Maduro espera que el mandatario reconozca la "gravedad de la emergencia sanitaria" y coordine con los países vecinos "acciones contra el coronavirus".

En la carta, las autoridades venezolanas han señalado que en Brasil existe una "alarmante dinámica epidemiológica consecuencia de la reiterada negligencia criminal" de Bolsonaro.

"El presidente Jair Bolsonaro y su Gobierno se han convertido en el peor enemigo de los esfuerzos nacionales, regionales e internacionales, incluidos aquellos en el ámbito bilateral y multilateral para mitigar los devastadores efectos de la pandemia del Covid-19 en la región de América Latina y el Caribe", subrayó Arreaza.

El número total de muertes por coronavirus en Brasil ascendió a 270.656 muertes, según datos oficiales.

El promedio de víctimas fatales alcanzado en la última semana da cuenta de la gravedad de la situación, ya que esos niveles nunca habían sido registrados durante la primera ola de la pandemia en 2020.

Los expertos atribuyen este agravamiento, que tiene al límite la capacidad de los hospitales, a lo contagioso de nuevas variantes del Covid-19 halladas en el país, y a la confusión ante las diversas indicaciones sobre cómo afrontar la pandemia de parte de líderes políticos.

Dejá tu comentario