EEUU: Congreso aprobó ley y forzó acuerdo paritario para frenar un paro ferroviario

Mundo

Fue a pedido del presidente Joe Biden ante una inminente huelga el 9 de diciembre. En Estados Unidos, alrededor del 28% de las mercancías son transportadas por tren. El texto prevé un incremento salarial de 24% en el quinquenio 2020-2024.

El Congreso de Estados Unidos aprobó el jueves una ley que fuerza un aumento salarial por fuera del acuerdo de partes para evitar una huelga del transporte ferroviario de mercancías potencialmente catastrófica para la economía nacional.

El texto, adoptado por el Senado tras su aprobación el miércoles en la Cámara baja, impone un acuerdo sectorial a pesar de que no ha obtenido el respaldo de todos los sindicatos del sector.

Ante la perspectiva de una huelga a partir del 9 de diciembre, el presidente Joe Biden, un gran partidario del transporte ferroviario, exigió la aprobación del texto por el Congreso, lo que está facultado a hacer en virtud de una ley de 1926.

El líder demócrata, que nunca pierde la oportunidad de afirmar su apoyo a los sindicatos, consideró demasiado peligrosa la situación, pues una huelga en el sector ferroviario habría reducido la actividad económica del país en 2.000 millones de dólares diarios, según una estimación de la American Railroad Association.

Joe Biden

Negociación forzosa

En Estados Unidos, alrededor del 28% de las mercancías son transportadas por tren. Una huelga también habría tenido un impacto significativo en los trenes de pasajeros, pues la mayoría circula por vías propiedad de empresas de transporte de mercancías.

Al forzar la adopción del convenio colectivo y eludir el diálogo social, el jefe de Estado se expuso a las críticas de los sindicatos y de la mayoría de la izquierda.

"No hay un ejemplo más claro de avaricia corporativa que lo que vemos hoy en la industria ferroviaria", dijo el senador progresista Bernie Sanders.

Biden se defendió de las críticas en rueda de prensa este jueves, asegurando que había conseguido "negociar un contrato que nadie más podría haber negociado".

El texto prevé un incremento salarial de 24% en el quinquenio 2020-2024.

La amenaza de huelga se originó en un complejo proceso de negociación, en el que participaron 12 sindicatos y sus empleadores, y en el que Biden había invertido todo su peso político.

Entre los temas que cristalizaron el descontento de numerosos trabajadores del sector destaca el de la licencia por enfermedad, ya que algunas empresas no la prevén.

En un intento por resolver esta disputa, los demócratas presentaron un proyecto de ley complementario que prevé siete días de licencia por enfermedad garantizada al año, pero no obtuvo los 60 votos requeridos en el Senado.

"He sido muy claro: seguiré luchando por la cobertura de licencia por enfermedad, no solo para los trabajadores ferroviarios, sino para todos los trabajadores estadounidenses", prometió el jueves Joe Biden.

Dejá tu comentario