29 de marzo 2011 - 22:33

Falleció José Alencar, exvicepresidente de Lula

José Alencar (1931-2011)
José Alencar (1931-2011)
José Alencar, exvicepresidente brasileño durante los dos mandatos de Luiz Lula da Silva (2003-2010), y uno de los mayores empresarios textiles de su país, falleció a los 79 años, tras luchar con entereza contra un cáncer durante 14 años.

Alencar nació el 17 de octubre de 1931 en el seno de una familia humilde de Muriaé, interior del estado de Minas Gerais, comenzó a trabajar siendo adolescente y no concluyó la escuela media. Fue empleado de comercio, propietario de una fábrica de pastas y finalmente fundó la Compañía de Tejidos del Norte de Minas (Coteminas), que es una de las mayores de América Latina y exporta a Estados Unidos, Europa y Mercosur.

También se desempeñó como presidente de la Federación de Industriales del estado de Minas Gerais y más tarde, en los 90, se lanzó a la actividad política y fue electo senador del Partido Movimiento Democrático Brasileño, del que se desafilió para pasar al Partido Liberal y posteriormente al Partido Republicano, conservadores.

Según relató en diversas entrevistas, en 2002 fue "sorprendido" cuando recibió la propuesta de ser candidato a vicepresidente en la fórmula encabezada por el líder izquierdista y jefe del Partido de los Trabajadores, Lula da Silva. Por su parte, el expresidente comentó que la sociedad política junto a Alencar fue una combinación "perfecta" entre un "empresario y un ex dirigente sindical", fórmula victoriosa en los comicios de 2002 y 2006.

El exvicepresidente enfrentaba su dolencia desde 1997 y hace dos años se prestó a un estudio experimental, a base de un cóctel de medicamentos, en el instituto MD Anderson de Texas, EEUU, tras lo cual recuperó la esperanza de sanarse.

Su enfermedad volvió a agravarse en 2010, cuando realizó su 17ma. cirugía, que se prolongó más de 5 horas. Debido al debilitamiento de su estado de salud no pudo participar del desfile del 7 de setiembre, Día de la Independencia, ni en la toma de posesión de la presidenta Dilma Rousseff, el primero de enero pasado.

"Estoy preparado para la muerte, hoy para mi la muerte sería un premio, porque me tornó una persona mejor, pero eso no quiere decir que haya desistido de luchar por la vida, además la lucha por la vida es un principio cristiano, vivo cada día de forma plena", dijo en una entrevista, luego de retomar las sesiones de quimioterapia en 2010.

Dejá tu comentario

Te puede interesar