Investigan causas de la tragedia en Uruguay

Mundo

Montevideo (Télam-SNI).- La justicia uruguaya dispuso una investigación sobre la tragedia ocurrida en la localidad de Young, departamento de Rio Negro, en la que murieron 7 personas y otras 25 resultaron heridas al ser arrolladas por una locomotora, durante un programa televisivo con fines benéficos.

Pese a sostener que en un principio todo indica que la tragedia "fue fruto de un accidente", el juez a cargo de la investigación, Mario Suñol, afirmó que se realizarán las indagatorias necesesarias para el total esclarecimiento del hecho.

En tal sentido, el magistrado convocó a los productores del programa "Desafío al corazón", que emite el canal 10 de Monteviedo, y al maquinista, para tomarle declaraciones, según consignó ayer la agencia ANSA.

Según informaciones procedentes del Uruguay, entre los muertos se encontraría el pastor luterano argentino, Gustavo Muñiz, aunque en declaraciones radiales efectuadas en Buenos Aires, la suegra de Muñiz señaló que se trataba de un ciudadano uruguayo casado con su hija, "que es argentina", precisó.

La tragedia, que se produjo a 290 kilómetros al noroeste de Montevideo, se desató cuando la locomotora, de un peso de unas 56 toneladas, aplastó a una treintena de personas que resbalaron cuando tiraban de una cuerda, cumpliendo con una "prueba" para un recaudar fondos solidarios para el hospital local.  

  • Enterraron a las victimas de la tragedia

    Seis de los siete fallecidos el viernes en el accidente con una locomotora en la localidad uruguaya de Young fueron enterrados ayer por la tarde en una ceremonia multitudinaria en la cual se los definió como "mártires de la solidaridad".

    Según la edición digital del diario El Pais, miles de personas concurrieron al sepelio de las víctimas de la tragedia, donde además se ofició una misa de cuerpos presentes.

    En ese marco, el director del Hospital de Young, Juan Pablo Appolonia, nombró a cada una de las víctimas, mientras uno de los pastores los calificó de "mártires de la solidaridad" ya que "quisieron dar tanto que terminaron dando la vida".

    En tanto, los restos de la restante víctima, el pastor luterano Gustavo Muniz, fueron trasladados a la ciudad de Nueva Helvecia.

    El intendente de Río Negro, Omar Lafluf, que participó de la prueba, sostuvo que "la gente comenzó a cinchar sin que se diera la orden de empezar y muchos de los asistentes vinieron a ayudar".
  • Dejá tu comentario