López Obrador sugiere que hay políticos relacionados a la masacre en un centro de rehabilitación en Guanajuato

Mundo

El presidente de México instó a las autoridades estaduales, que son opositoras, a investigar el posible "contubernio" entre políticos locales y bandas organizadas.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó este jueves un cruento ataque contra un centro de rehabilitación de drogadictos, que dejó al menos 24 muertos en la ciudad de Irapuato, en el estado de Guanajuato(centro), y nos descartó una colusión entre políticos y el crimen organizado.

"Lo que ayer (miércoles) fue fuertísimo", dijo López Obrador al ser interrogado durante su conferencia de prensa matutina sobre este ataque, el más violento que se haya registrado en 2020, un año que, pese a la pandemia de coronavirus, viene batiendo récords de homicidios en México.

"Es una situación muy grave la que se esta padeciendo en Guanajuato. Hay una confrontación de bandas y son agresiones entre ellos en la mayoría de los casos", agregó el mandatario de izquierda.

López Obrador exhortó además al gobierno de Guanajuato, un estado gobernado por la oposición, a investigar si la escalada de violencia que vive esa región puede ser también resultado de "contubernio" entre autoridades locales y grupos criminales.

Embed

El ataque, que se produjo al final de la tarde del miércoles, también dejó siete heridos, al menos tres de ellos de gravedad.

De acuerdo con la Seguridad Pública de Guanajuato, hombres armados irrumpieron en el centro de rehabilitación, pusieron a los drogadictos en el piso para luego disparar.

Masacre Irapuato

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), se encontraba este jueves en una reunión con miembros de su gabinete de seguridad.

La presencia de una importante infraestructura energética en Guanajuato ha atraído a organizaciones criminales como el cartel de Santa Rosa de Lima, que se dedica esencialmente al trasiego de combustible robado y que ahora se disputa las actividades ilegales en ese territorio con el poderoso y violento cartel Jalisco Nueva Generación, que fue sumando otras actividades al tráfico de drogas.

El 21 de junio, autoridades de México informaron que capturaron a 26 presuntos integrantes del cártel de Santa Rosa de Lima, lo que detonó bloqueos con vehículos incendiados en las ciudades de Celaya, Salamanca y Villagrán.

Días antes, se había reportado el asesinato de seis miembros de una familia, entre ellos un menor de edad, en una casa de la ciudad de Celaya.

Este es el segundo ataque más letal en el gobierno de López Obrador, que asumió en diciembre de 2018, luego de que en agosto pasado un asalto armado contra un bar en el estado de Veracruz (este) dejó 28 muertos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario