Convierten un cementerio de autos abandonados en una inmensa huerta

Mundo

Toman esta situación como trabajo para subsistir y para demostrar el escenario que provocó la pandemia del Covid-19 en Tailandia.

En Bangkok, capital de Tailandia, se ha hecho común la protesta que están realizando numerosos conductores por la dura situación económica que atraviesan desde que comenzó la pandemia del Covid-19. Sin embargo, dos cooperativas de taxistas crearon un inusual espacio agrícola.

Se trata de un "cementerio" de autos abandonados que, pese a la falta de ayuda financiera por parte del Gobierno, se creó para minimizar las pérdidas. En detalle, tan solo uno de cada seis automóviles del grupo se encuentra actualmente activo como consecuencia de las estrictas medidas sanitarias.

Las personas armaron pequeñas parcelas de huerta en los techos de los vehículos con la ayuda de bolsas de plástico para basura estiradas, sobre un marco de bambú y cubiertas de tierra. De esta manera, se producen diversos tipos de cultivos, incluyendo tomates, pepinos y judías verdes.

Huertas en autos de Tailandia.jpg

Se podría decir entonces que se presenta como un acto de protesta, para atraer la atención hacia el problema, y como una opción para sobrevivir la crisis del coronavirus. Los límites en la circulación ciudadana y los únicos 500 autos que se encuentran funcionando, no ayudan al panorama nacional.

Ratchapruk y Bovorn, ambas cooperativas de taxis más fuertes del país, lograron apoyo mundial.

"Con las calles de la capital mortalmente silenciosas hasta hace poco, ha habido demasiada competencia por muy pocas tarifas, lo que ha provocado una caída en los ingresos de los conductores. Muchos ahora no pueden pagar los pagos diarios de los vehículos, incluso después de que el cargo se redujo a la mitad", dijo Thapakorn Assawalertku, ejecutivo de una del grupo.

Por su parte, las autoridades nacionales aún no han dado respuesta a la gran cantidad de pedidos de ayuda.

Dejá tu comentario