El Frente Amplio rechaza la ley que permitirá excarcelar a represores en Uruguay

Mundo

La coalición opositora respaldó la marcha contra el proyecto para que condenados por delitos de lesa humanidad puedan cumplir pena domiciliaria a partir de los 65 años.

El Frente Amplio (FA, izquierda) dio este domingo su apoyo a una marcha que esta semana rechazará un proyecto de ley por el que exmilitares presos por violaciones de derechos humanos podrían ser puestos en detención domiciliaria al cumplir 65 años en Uruguay

El Frente Amplio se alinea así con la asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos durante la dictadura de 1973 a 1985 contra el proyecto de ley impulsado por el Gobierno conservador del presidente Luis Lacalle Pou.

La iniciativa es "un claro intento de beneficiar a reclusos presos por delitos cometidos durante la dictadura cívico-militar", según un documento aprobado por la Mesa Política Nacional del Frente Amplio.

La coalición llamó así a "participar y acompañar" una movilización convocada para el próximo jueves en Montevideo por el grupo Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y otras dos organizaciones.

También participarán en la protesta la Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay (FEUU) y el Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), uno de los primeros en repudiar el proyecto de ley.

La central de sindicatos de Uruguay ya había adelantado que se “opondrá” a que quienes cometieron crímenes de lesa humanidad “no paguen por sus delitos con prisión efectiva”.

“Defenderemos la democracia y un estado de derecho de quienes fueron parte de la dictadura y ejercieron el terrorismo de Estado”, indicó el PIT-CNT en un comunicado.

Según la convocatoria, las organizaciones se movilizarán hacia el Palacio Legislativo.

La propuesta de ley fue presentada en el Parlamento por el senador uruguayo Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto, fuerza que integra la coalición de Gobierno de Lacalle Pou.

La iniciativa que propone que los presos mayores de 65 años dejen la cárcel y cumplan prisión domiciliaria generó una polémica que lleva semanas porque hay sectores que advirtieron que beneficiaría a exmilitares condenados por crímenes durante la dictadura cívico-militar, que ahora están presos.

El mes pasado, cinco relatores de la ONU en materia de derechos humanos expresaron en una carta que enviaron a Lacalle Pou su “profunda preocupación” por la chance de que avance en el Congreso la iniciativa.

Por su parte, expresidente de Uruguay y líder colorado Julio María Sanguinetti dijo que la iniciativa era inoportuna.

El sábado, la hinchada del club de fútbol Nacional, uno de los más populares de Uruguay, desplegó una pancarta que decía "No a la liberación de los torturadores" durante el partido que jugó contra River Plate de Montevideo.

Temas

Dejá tu comentario