30 de abril 2002 - 00:00

Vuelve el temor al bioterrorismo

Nueva York (ANSA) - Un ataque bioterrorista podría causar un millón de muertos en Estados Unidos, alertó ayer un estudio de un prestigioso instituto de investigaciones local que preparó un desolador panorama de eventuales ataques terroristas.

El 11 de setiembre, con sus 3.056 muertos, puede ser sólo una muestra del poder terrorista: podría haber escenas dignas de epidemias medievales en los Estados Unidos del siglo XXI. Entre ellas, un millón de muertos por viruela o ántrax, 100.000 víctimas por una explosión nuclear en una gran ciudad o un billón de dólares de daños económicos si alguien consigue hacer estallar en un puerto norteamericano una bomba atómica encerrada en un contenedor.

La lista fue enviada al director de Seguridad Interna de Estados Unidos, Tom Ridge, que desde hace meses está tratando de imaginar todas las posibles fallas en la defensa contra los terroristas, para subsanarlas.

Según la Brookings Institution, un centro de investigaciones muy escuchado en Washington, el ataque biológico es la posibilidad más devastadora, pero también la más remota, por las dificultades para lograr una eficaz dispersión en el ambiente de virus y bacterias letales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar