Entorno psicosocial desfavorable: ¿puede influir en la salud mental?

Opiniones

La salud mental y el bienestar de las personas emergen a partir de una compleja interacción entre factores genéticos, psicológicos, sociales y de estilo de vida. ¿Es posible mejorar la calidad de vida?

Se define salud mental es un estado de completo bienestar, es algo más que la ausencia de trastornos o discapacidades mentales, es la posibilidad de cada persona de realizar sus capacidades y sus habilidades de afrontamiento del estrés normal de la vida, de trabajar productivamente y contribuir con la comunidad. La salud mental y el bienestar son pilares fundamentales para el desarrollo de las capacidades colectivas e individuales de pensar, expresar emociones, de interactuar con otros, trabajar, y disfrutar de la vida.

Próximos a celebrar el 13 de octubre el Día del Psicólogo, vale recordar que se ha demostrado que la salud mental y el bienestar de las personas emergen a partir de una compleja interacción entre factores genéticos, psicológicos, sociales y de estilo de vida, así como exposiciones ambientales. Hay evidencias relacionadas con los indicadores de la pobreza, y en particular con el bajo nivel educativo, y la influencia negativa en el psiquismo humano.

Una mala salud mental se asocia asimismo a los cambios sociales rápidos, a las condiciones de trabajo estresantes, a la exclusión social, a estilos de vida poco saludables, exposición a situaciones violentas y malas condiciones físicas.

PAG28-SALUD MENTAL-OK.jpg

La vulnerabilidad a padecer un trastorno mental depende factores de personalidad y psicológicos específicos. Los trastornos mentales también tienen causas biológicas, derivadas de factores genéticos o de desequilibrios bioquímicos cerebrales. Por estos motivos, es que el tratamiento requiere de un equipo multidisciplinario (médicos, psicológicos, psiquiatras), cuya finalidad es mejorar la calidad de vida de la persona.

La prevención en salud mental debe apuntar a crear acciones que promuevan entornos y condiciones de vida que favorezcan una óptima salud mental y permitan que las personas adopten y mantengan modos de vida sanas. Entre ellas, hay una serie de acciones de promoción para aumentar las posibilidades de que más personas tengan una mejor y mayor acceso a la salud mental. Entre algunas intervenciones se deben incluir:

  • Apoyo a la niñez (creando programas educativos y recreativos para la infancia y juventud);
  • Intervención temprana de la infancia (nutricional, psicológico, medico, social),
  • Programas de prevención dirigidos a grupos vulnerables,
  • Actividades de promoción de la salud mental en escuelas y hospitales públicos, etc.

Psicóloga especialista en TCA. (M.N. 36031) Instagram: @hablar_sana

Dejá tu comentario