Denuncia por gastos injustificados en la AFI de Macri

Política

La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, denunció ante la Justicia federal un paquete de contrataciones irregulares por obras millonarias durante la gestión de Mauricio Macri.

La denuncia se concentra en supuestos gastos irregulares y contrataciones de dos empresas por más de $10,6 millones y u$s115.890. Según denunció Caamaño, esos fondos públicos fueron destinados a obras del quinto piso de la AFI, que hoy “no se constatan” en el edificio de la Calle 25 de Mayo, frente a la Casa Rosada.

Pero además, la denuncia apunta a contrataciones injustificadas. Entre las obras más polémicas y sin justificación, se mencionó la construcción de un mástil que costó más de u$s100.000. Esta contratación no solo despertó dudas por el monto millonario, sino porque el Estado nacional no suele encarar obras públicas en moneda extranjera a firmas locales.

La interventora solicitó en esta causa la indagatoria del ex presidente Mauricio Macri, del extitular de la AFI Gustavo Arribas, su segunda en la AFI, Silvia Majdalani y del exjefe financiero de la AFI. Se los acusa de los delitos de administración fraudulenta, defraudación, abuso de autoridad y negociaciones incompatibles con la función pública.

La causa recayó en el Juzgado federal N° 6 que hoy subroga Julián Ercolini, pero que correspondía a Rodolfo Canicoba Corral. La pesquisa quedó bajo jurisdicción de la fiscalía de Eduardo Taiano.

La denuncia alude a presuntas contrataciones irregulares que se habrían apartado “de los principios de transparencia, legalidad, razonabilidad, concurrencia y responsabilidad de los funcionarios intervinientes”, según informó luego la AFI en un comunicado. Todas esas contrataciones se realizaron cuando regía el Decreto 656/16 que dio carácter secreto al presupuesto de la Agencia.

Uno de los hechos denunciados es la contratación directa entre agosto y octubre de 2016 de dos empresas para remodelar el quinto piso de la sede central de la Agencia, la oficina donde funciona su Dirección General. Por esa obra, según la denuncia presentada hoy, se pagaron 10.599.239 pesos, que al cambio de ese momento equivalieron a 706.616 dólares, precisó el comunicado.

“Gran parte de los materiales que figuran en el pliego y que fueron abonados con fondos públicos no coinciden con los que actualmente se encuentran en el edificio”, se detalló.

Según la presentación, “no existió un criterio legítimo, de procedencia por urgencia o emergencia, razones de seguridad o defensa nacional, ni de necesidad lógica razonable de contratación, toda vez que la propuesta fue dispuesta por una empresa privada y no por la propia Administración Federal”.

Además, se denunció la contratación directa de una firma para la provisión e instalación de un mástil en noviembre de 2016, por 106.855,10 dólares.

En este caso, se remarcó que la obra se pagó en dólares pese a que el proveedor era local y luego hubo una ampliación de presupuesto por u$s9.038 , por rubros que habrían sido incluidos en el primer pago.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario