Espionaje M: otro espía se negó a responder preguntas

Política

El ex jefe de Contrainteligencia de la AFI, Diego Dalmau Pereyra, negó ser integrante de una asociación ilícita, presentó un escrito y se negó a declarar.

El ex jefe de contrainteligencia de la AFI Diego Dalmau Pereyra se negó a declarar este lunes en la causa en la que se investiga el espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri. Acusó a los investigadores de falta de objetividad y negó formar parte de una asociación ilícita.

“Campea tanto en el dictamen fiscal, cuanto en el texto de la imputación concebida por el juzgado, una marcada falta de objetividad, que será explicitada en el momento que estimemos oportuno”, dice el escrito presentado por los abogados de Dalmau Pereyra.

En su presentación escrita ante el juez de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé, Dalmau Pereyra negó haber cometido delitos respecto del espionaje a las víctimas que se señala en la acusación. “Yo no recibí órdenes que fuesen constitutivas per se de delito alguno, es decir, que su sola mención evidenciase una ínsita ilegalidad; y, obviamente, jamás transmití una con semejantes características”.

El ex jefe de la AFI cuestionó que no se haya resuelto aún el planteo de nulidad del secuestro de sus teléfonos míos y el de su esposa.

Para los letrados en las imputaciones “hay deducciones extraídas de elementos de prueba con las que se elaboran endebles conclusiones cargosas, pero faltan otras, absolutamente pertinentes, con las que se debieron formular argumentaciones que resultan francamente favorables para la consideración de mi conducta.”.

“El tratamiento de la situación de cada “víctima”, demuestra tanto de parte de la fiscalía cuanto del juzgado, un evidente y hasta entendible desconocimiento de las tareas y funciones del personal de la AFI”, advirtió el acusado.

“Estimo más que un apresuramiento un verdadero exabrupto, señalarme, aunque sea provisoriamente, como un destacado integrante de la asociación ilícita que ustedes suponen que están investigando”, concluyó Dalmau Pereyra su escrito.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario