Alberto Fernández participó de la restitución de una placa en homenaje al hijo de Taty Almeida

Política

"La memoria no se puede robar ni destruir", dijo el Presidente, quien se hizo presente en el Instituto Geográfico Militar, junto a Agustín Rossi y Horacio Pietragalla.

El presidente Alberto Fernández remarcó este viernes que "la memoria no se puede robar ni destruir", al participar del acto homenaje en el que se restituyó la placa que recuerda a Alejandro Martín Almeida, hijo de la madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Taty Almeida, en el Instituto Geográfico Militar.

Junto al ministro de Defensa, Agustín Rossi, y al secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, Fernández eligió estar hoy en el acto en la sede del Instituto, en Cabildo 381, en donde Almeida trabajó durante unos meses antes de ser secuestrado-desaparecido en 1975.

Alberto.mp4

"Hoy vinimos junto a la querida Taty Almeida al lugar donde trabajaba su hijo, secuestrado en 1975, para reponer la placa en su homenaje que había sido robada hace una semana", aseveró Fernández en su cuenta de Twitter y afirmó: "La memoria no se puede robar ni destruir; siempre la mantendremos viva".

La placa fue restituida tras ser vandalizada la semana pasada, en un acto en el que Taty Almeida agradeció a los funcionarios porque, al estar presentes, "están acompañando a todas las Madres".

Alberto Fernández on Twitter

Durante el acto, el Presidente prefirió no hacer uso de la palabra y los discursos fueron pronunciados por Rossi, Pietragalla y Taty Almeida, que hizo una emotiva evocación de la figura de su hijo, que también trabajó en la agencia Télam.

"No es casualidad que este gobierno, que vuelve a tener un compromiso con los derechos humanos, lleve a cabo esta restitución. Esto es un claro compromiso con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia", señaló la dirigente de Madres-Línea Fundadora.

Según fuentes del Ministerio de Defensa, la placa fue vandalizada por un empleado del Instituto, y al respecto, Almeida remarcó que "no quiere que nadie pierda el trabajo, pero sí debe haber un pedido de perdón".

Ayer, Almeida había informado en declaraciones radiales que el autor del hecho es "un empleado que trabaja" en el Instituto "hace 30 años" y "cuyo padre es militar".

Por su parte, Rossi Insistió en que las históricas banderas que levantaron los organismos de derechos humanos durante la lucha contra la última dictadura militar "son ejes principales" para el Gobierno que encabeza Fernández.

Es el segundo gesto de acercamiento que el Ejecutivo tiene hacia las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, ya que el lunes pasado, Fernández recibió a representantes de varios organismos de derechos humanos en la Casa Rosada y reafirmó el compromiso del gobierno para con ellos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario