Mario Cimadevilla dijo que en el macrismo "nunca hubo intención de avanzar en la causa AMIA"

Política

El ex titular de la Unidad Especial AMIA recordó, además, que la diputada nacional Elisa Carrió pidió en su momento el juicio político para Garavano debido a su actuación en el tema, y aseguró que el pedido de absolución fue porque "son amigos" del poder de turno.

El ex titular de la Unidad Especial AMIA Mario Cimadevilla dijo que "nunca hubo" por parte del ex presidente Mauricio Macri ni del ex ministro de Justicia Germán Garavano "intención de avanzar en la investigación de la causa AMIA".

"Nunca hubo por parte del presidente Macri ni del ministro Garavano intención de avanzar en la investigación de la causa AMIA o incorporar tecnología", dijo el ex senador radical en una entrevista a Radio 10, en la que explicó los pormenores del funcionamiento de la Unidad Especial AMIA y, en especial, los desencuentros con el titular de la cartera de Justicia.

Nunca hubo por parte del presidente Macri ni del ministro Garavano intención de avanzar en la investigación de la causa AMIA o incorporar tecnología" (Mario Cimadevilla)

Cimadevilla recordó, además, que la diputada nacional Elisa Carrió pidió en su momento el juicio político para Garavano debido a su actuación en el tema, y aseguró que el pedido de absolución fue porque "son amigos" del poder de turno.

Según dijo, la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA, creada cuando Macri llegó al Gobierno, "tenía como finalidad apoyar la investigación que se hacía desde el Poder Judicial".

Cimadevilla relató que para avanzar esa unidad veía como prioritarias dos líneas de acción: lograr el juicio en ausencia, que permitiera a la Justicia condenar a los iraníes acusados por el atentado a la AMIA, aunque nunca viajaran a la Argentina para declarar, y por otro lado la utilización de una tecnología avanzada para causas voluminosas como la de AMIA.

"Entendíamos que había que promover alguna reforma legislativa, para que los jueces igual puedan avanzar en las investigaciones y dictar sentencia algún día", sostuvo, y lamentó que no lograran que el Poder Ejecutivo enviara el proyecto al Parlamento para su tratamiento.

"Por otro lado observamos que la causa era muy voluminosa y leerla llevaba entre 4 ó 5 años", dijo en referencia a una tecnología avanzada para este tipo de causas tan voluminosas que ellos querían utilizar.

"Estábamos en esto cuando vino la fecha de los alegatos", en el llamado juicio de encubrimiento, que investigaba la actuación en la causa del ex juez juan José Galeano, del ex jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy, y de los ex fiscales federales Eamon Müllen y José Barbaccia, entre otros.

"Los abogados de la Unidad AMIA entendían que había elementos para sostener la acusación a quienes habían encubierto el atentado", dijo Cimadevilla, pero agregó que "las diferencias que ya venían (con el Gobierno) se hicieron mucho más profundas cuando Garavano nos dijo que los abogados debían ir a pedir la absolución" de los acusados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario