30 de octubre 2008 - 00:00

Anti-K pelean, pero impugnan

Luis Barrionuevo
Luis Barrionuevo
Pasadas las 21, a la sede del PJ en la calle Matheu llegaron los apoderados de peronismo disidente para presentar una boleta opositora a la que postula a Alberto Balestrini. El rival del matancero, al menos hasta anoche, era el ex diputado Daniel «Chicho» Basile.

Contra reloj, el dirigente que se referencia con Eduardo Duhalde y tiene, en simultáneo, una terminal en los Rodríguez Saá, apareció con boletas, avales y certificados que en los próximos días serán escrutados, de arriba abajo, por la junta electoral partidaria.

Ayer, el basilismo se quejaba de la cantidad de requisitos que debían cumplir para poder competir. Por caso, para sostener su candidatura provincial debe presentar boleta en cinco de las ocho secciones y en, al menos, la mitad de los 134 distritos que hay en la provincia de Buenos Aires.

Todo eso está estipulado en la carta orgánica del PJ bonaerense, mientras que en el reglamento electoral, confeccionado para cada interna, se dispone que los avales y adherentes deben ser acompañados con copias de DNI y, además, las firmas de los candidatos deben estar certificadas. Para el «Chicho» de Las Flores esas disposiciones tenían, como único objetivo, hacerlos «desistir de competir en la interna». Desde el oficialismo le respondían con la misma moneda: «Nosotros queremos hacer la interna; ellos sólo quieren que no se haga».

En paralelo, los anti-K se preparan para la semana que viene denunciar públicamente lo que consideran «irregularidades» en el proceso de la interna del PJ que se realizará el 30 de noviembre próximo y en la que podrá participar 1,5 millón de afiliados.

  • A la Justicia

    Basile prepara una batería de presentaciones judiciales que van desde la impugnación de la junta electoral hasta la supuestamente incorrecta inclusión de afiliados en los padrones. Dice, por caso, que los que recién se incorporaron no podrán votar.

    Es cierto: por carta orgánica, hay que inscribirse con seis meses de anticipación a la interna para poder sufragar; Basile dirá, el próximo lunes, que los adherentes que se incorporaron al padrón en la campaña de afiliación de setiembre fueron ingresados como si se hubieran inscripto en febrero para así cumplir el requisito exigido para poder votar.

    Además de Basile, la interna del PJ incorpora a otros actores anti-K. El que se mostró más activo fue Luis Barrionuevo, que usó la estructura de su gremio, Gastronómicos, y de la CGT Azul y Blanca, para proponer internas locales en un puñado de municipios.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar