Argentinadas

Política

PICARESCA

Todo por dos pesos, trucho, la Argentina. Como el episodio de ayer, frente a la AFA, donde dos jóvenes repartían panfletos que denostaban a Julio Grondona y sus negocios televisivos con el monopolio «Clarín», denunciando «mordidas», sobreprecios, privilegios (también con los anunciantes de la Selección, especialmente la empresa Punto Gol, vinculada a Martín Redrado). Entusiastas, en ocasiones, el dúo repartidor voceaba el título del volante: «Grondona, familia de chorros». Hasta que apareció indignado un directivo de la AFA, cercano a «Don Julio», Enrique Merelas (titular de El Porvenir, influyente en los seleccionados juveniles). Se imaginó una gresca, pero el hombre discretamente les ofreció a los muchachos cambiarles los panfletos por 50 pesos a cada uno. Uno aceptó de inmediato, el otro intentó negociar. Pero, finalmente, en dos minutos aceptó el pago y entregó su mercadería. Merelas no quedó satisfecho con su obra y, al despedirlos, les advirtió: «La próxima vez no les pago, los cago a patadas». Igual, todos argentinos.

ALBRICIAS

Mientras su esposa sólo parece una acompañante formal y no una candidata, Néstor Kirchner se impuso un castigo en México: la extraordinaria concesión de aceptar una conferencia de prensa. Obligaciones de viaje, la fuerza del protocolo, sacrificios que impone ser presidente. Y finalmente se prestó al interrogatorio no deseado del periodismo, presentándose frente al auditorio junto a su colega mexicano Felipe Calderón, dispuesto a todo. Pero, como si se hubiera tramado una conspiración, los hombres de prensa casi lo ignoraron, sólo se dedicaron al importante dueño de casa (apenas hubo dos preguntas insolventes a Kirchner, de las cuales una la contestó mal). Más que nunca podrá decir el santacruceño: no tengo nada que hablar con esta gente, soy un campeón moral. De la Argentina, claro.

BUITRES

Optima respuesta generó en el mercado la designación de Javier Alvaredo como jefe de Gabinete del nuevo ministro de Economía, Miguel Peirano. Pero el economista no proviene, precisamente, de la cantera que fascina a Kirchner. Al contrario, es bastante ortodoxo, con master en la Di Tella y en la norteamericana Columbia. Y, por si fuera poco, es socio en la Consultora MVAS Macroeconomía, fundada por Mario Vicens (hoy al frente de la Asociación de Bancos de la Argentina). O sea, Alvaredo constituye el emblema de todo lo que el mandatario insulta a menudo desde el atril, vinculado según él a intereses del otro mundo, especuladores, fondos extranjeros, buitres, ávidos. «No lean mis labios, vean lo que hago», una vez recomendó el Presidente. Esta es la oportunidad para apreciar una nueva argentinada, quizás.

INUTIL

Contradicción manifiesta, también argentina. En Mar del Plata, Policía y gendarmes impidieron que algunos manifestantes realizaran cortes de rutas y puentes (mantenían el puerto cerrado para los turistas deseosos de comer pescado). Hasta detuvieron más de 20 personas y, como no alcanzaba la medida disciplinaria, zamarrearon a varios piqueteros. Orden del gobierno, claro, del mismo que -garantismo mediante- dice ser impotente para impedir que un grupo de vecinos presuntamente ecológicos bloquee todos los puentes hacia el Uruguay desde hace más de 8 meses (aunque el primer corte empezó en marzo de 2005). Extraña conducta de autoridades que, además, han decidido incluir en el Presupuesto la construcción de numerosos puentes en todo el país, una treintena, ésos que no se van a usar si alguien decide interrumpirlos.

MODELO

Diputado nacional, cordobés, también argentino: Eduardo Accastello. Por segunda vez se convertirá en intendente de Villa María, fue elegido ayer desplegando banderas del kirchnerismo. Del más puro extracto santacruceño. Ocurre que Accastello reemplazará a su propia esposa, Nora Bedano, quien le entrega a su marido la posta que antes ella había recibido de él. Una forma de consagrar los valores familiares, algo que ni la Iglesia Católica ha reclamado ni pensado hasta ahora. Dinastía ejemplar -por alguna razón habrán sido votados-, quizás el modelo de inspiración de Néstor Kirchner para reciclarse en la Casa Rosada según pasen los mandatos, como esa votada pareja cordobesa.

Dejá tu comentario