6 de octubre 2008 - 00:00

Bergoglio al gobierno: "Que escuche al pueblo" (¿al campo?)

Jorge Bergoglio convocó un millón de personas en Luján, y en su misa pidió «escuchar al pueblo».
Jorge Bergoglio convocó un millón de personas en Luján, y en su misa pidió «escuchar al pueblo».
«¿Cuántos problemas se nos ahorrarían en la vida si aprendemos a escuchar?» En clave agropecuaria, el cardenal Jorge Bergoglio reapareció ayer en Luján, en pleno paro del campo, con una homilía donde volvió a pedir «escuchar al pueblo».

El reclamo celestial del cardenal coincide con las terrenales quejas de la Mesa de Enlace que el viernes pasado iniciaron un nuevo paro agrario. Más allá de las elipsis discursiva de Bergoglio en Luján, sus palabras y el escenario elegido para pronunciarlas volvieron a tener un fuerte contenido político.

  • Advertencia

  • El 10 de abril pasado, los obispos del Episcopado celebraron en Luján una misa especial junto a la Mesa de Enlace para elevar una «oración por la Patria», en el peor momento de la pelea entre el gobierno de Cristina de Kirchner y el campo. A través de Agustín Radrizzani, obispo de esa diócesis, los obispos habían advertido que tanto el oficialismo como la dirigencia agropecuaria deberían ceder en algo para que el diálogo sea «verdadero y fructífero».

    En aquella misa, donde los obispos también abogaron por «los derechos de cada provincia y de cada pueblo del interior», estuvo Bergoglio en primera fila junto al entonces titular de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens, y el de Coninagro, Fernando Gioino.

    Ayer, Bergoglio madrugó y encabezó pasadas las 7.30 la misa central de la peregrinación a la Virgen de Luján, donde asistieron cerca de un millón de personas de acuerdo con estimaciones de la Iglesia Católica. El cardenal dijo que el pueblo argentino necesita aprender a escuchar y que necesita ser escuchado, y le pidió a la Virgen María que nos enseñe a escuchar. Casi una réplica de los reclamos de Alfredo de Angeli y su troupe al secretario de Agricultura, Carlos Cheppi.

    Bergoglio habló en el cierre de la XXXIV peregrinación juvenil a Luján que este año se realizó bajo el lema «Madre, enséñanos a escuchar». «¿Cuántos de nosotros a veces vivimos momentos en que necesitamos que alguien nos escuche y no lo encontramos? A todos nos ha pasado de andar carenciados de oreja, que alguien nos ponga la oreja. O cuántos otros se acercan a nosotros pidiendo que le pongamos la oreja y por hay estamos ocupados y no nos damos cuenta», se preguntó el jesuita.

  • Sentirse bien

    Bergoglio, quien intenta recomponer su relación con el kirchnerismo luego de superar la crisis por vacancia en la embajada argentina ante El Vaticano, afirmó que «por eso nos hace bien venir aquí y creer realmente que ella nos escucha, sentirlo. Y después, ¿cuántas veces después de mirarla, pasamosy en un confesionario le pedimos prestado al cura el oído de Jesús para que Jesús nos escuche y descargar nuestra conciencia? ¡Y qué bien nos sentimos cuando somos escuchados por alguien que nos recibe con cariño!».

    En una tácita pero inconfundible referencia a la crisis entre la Casa Rosada y el campo, Bergoglio se preguntó ante una multitud de fieles «¡Cuántos problemas se nos ahorrarían en la vida si aprendemos a escuchar! Escuchar a otro es detenerme un poquito en su vida, en su corazón y no pasar de largo como si no me interesase. Y... «como la vida nos va acostumbrando a pasar de largo, a no interesarnos en la vida del otro, en lo que el otro nos quiere decir, o... en contestarle antes de que termine de hablar».

    «¿Tenemos miedo a escuchar? cuántas cosas cambiarían en el trabajo si nos escucháramos, cuántas cosas cambiarían en el barrio, cuántas cosas cambiarían en nuestra patria si aprendiéramos como pueblo a escucharnos», se ilusionó el jefe del Episcopado. Y agregó que el no querer escuchar es «querer imponer lo que yo siento, lo que yo creo, lo que yo quiero», es como «querer dominar a otro o prescindir del otro o simplemente estar concentrado en uno mismo», ya que «no me interesa el otro», dijo.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar