Carrió denunció que existe intolerancia

Política

La puja entre Daniel Scioli y Néstor Kirchner pareció despertar a la oposición no peronista al gobierno. Ricardo López Murphy, pronosticó que «vamos a tener una sorpresa tras otra» al referirse al conflicto suscitado entre el Presidente y quien le sigue en la línea sucesoria.

«Vamos a tener una sorpresa tras otra porque es una coalición muy compleja la que gobierna con uniones de último momento, con falta de afinidades y ésta es sólo la primera consecuencia», vaticinó el economista en declaraciones a radio «La Red».


Por su parte, la diputada y líder del ARI, Elisa Carrió, ratificó su respaldo a la autoridad presidencial aunque alertó sobre las consecuencias que podría tener el estilo de «abrir frentes en todos los lugares, con una marcada intolerancia y sin resolución de salida» que le atribuyó a Kirchner.

•Más dificultades

«Es un estilo que significa abrir frentes en todos los lugares, con una marcada intolerancia, y sin resolución de salida que va a traer más dificultades en el futuro», afirmó Carrió respecto de Kirchner, al agregar que el conflicto generado en el seno del gobierno «no tiene una forma de recomposición de la relación».

La jefa arista explicó en estos términos el armado de poder del gobierno:
«Esto marca el camino al poder que usó Kirchner. Dijo yo voy a llegar, para esto voy a hacer determinadas alianzas con Duhalde por un lado, con Scioli por el otro, que venía del más puro menemismo, pero esto puede, uno puede llegar al poder, ahora el conflicto se plantea después en el poder, digo, esto no es gratis.

• «Lo segundo es que hay un carácter presidencial que yo lo vengo diciendo desde el inicio, aun en la indiferencia de muchos y la risa de otros, diciendo que hay un estilo de confrontación de apertura de frentes sin cerrar salidas, que ahora ya no se muestran hacia afuera, digamos, sino hacia adentro del poder, con rasgos de hegemonía que realmente son preocupantes. Realmente son preocupantes porque ésta es una democracia pluralista, y en consecuencia o podemos llegar a un país donde se está de acuerdo con una sola persona o se está afuera del país, esto es grave.

«Lo tercero es que la desmesura no es buen arte de gobernar, digo, en algún momento yo me encuentro con que la desmesura me desequilibra absolutamente el esquema de poder. Nosotros vamos a jurar con el Presidente de la República pero advertimos estas cosas, ya el domingo yo advertí en un reportaje que empezaban las dificultades más graves por un estilo, por un carácter, por un estilo de confrontación y bueno, vendrá la contradicción final.

Dejá tu comentario