El gobierno mantiene el Presupuesto pese a crisis

Política

«No le vamos a atar las manos al gobierno con los recursos que va a necesitar en medio de la crisis.» Con esa consigna, el kirchnerismo firmó ayer el dictamen del proyecto de Presupuesto nacional 2009 que el próximo miércoles intentará aprobar en el recinto de Diputados. Así no hubo finalmente ninguna modificación extra, más allá de las que había definido hace una semana la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por el santafesino Gustavo Marconato. Las proyecciones sobre crecimiento de 4%, el precio base de la soja en u$s 340 la tonelada utilizado para calcular los ingresos por retenciones y el nivel de inflación quedaron en el proyecto tal como los había redactado el Poder Ejecutivo, más allá de que esas proyecciones a la luz de la crisis financiera aparecen desactualizadas.

Hubo sí algunas incorporaciones clásicas de todo final de debate presupuestario, como nuevas obras públicas que se incorporaron a las provincias y que se suman a una larga lista que el gobierno ya incluyó -sobre todo en el área energética- con nuevas centrales hidroeléctricas y térmicas a comenzar en 2009.

La oposición no sólo cuestionó el dictamen por irreal, sino que bloqueó la sesión de ayer donde el bloque de Agustín Rossi pretendía pedir una preferencia para habilitar el tratamiento del Presupuesto para el próximo miércoles. El argumento del radicalismo, la Coalición Cívica y el macrismo fue que no podían ayudar a dar quórum en una sesión para que avanzara el Presupuesto 2009 cuando al mediodía se habían negado a apoyar el dictamen.

  • Dudas

    En lo que hace al contenido del proyecto aun quedan más dudas que las referidas a la imposibilidad de cumplir las proyecciones macroeconómicas en el próximo año en medio del vendaval de los mercados.

    Por ejemplo, será duro el debate en el recinto sobre el plan de obras para 2009 y los procesos de licitación y concesión de cada emprendimiento.

    La oposición tampoco entiende que se haya introducido en el proyecto una modificación a la Ley de Lealtad Comercialque otorga más facultadesde control a Guillermo Moreno, cuando una medida así ameritaba una ley aparte.

    Entre los temas a discutir está también la autorización para que el Banco Nación aumente su capacidad prestable al Tesoro hasta 30% de los depósitos oficiales con avales.

    También se incorporó un artículo que asigna $ 10 millones a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte y otro para regular que el Estado no pueda apropiarse de fondos remanentes de programas de capacitación que queden de este período.

    Hasta Miguel Bonasso consiguió a último momento que se garantice financiamiento para la puesta en marcha de la Ley de Protección de Bosques.

    Las sesiones el miércoles comenzarán temprano y con una protesta de toda la oposición. A las 9 todos los partidos pedirán la eliminación de los famosos superpoderes del Presupuestoy que se coparticipe la totalidad de la recaudación del impuesto al cheque entre la Nación y provincias.

    Cuando termine ese intento de sesión, que con seguridad no tendrá quórum, comenzará el debate del Presupuesto 2009.

  • Desactualizado

    «Nos oponemos al Presupuesto 2009, no porque seamos oposición, sino porque no cumple con la legalidad que debe tener y está basado en estimaciones macroeconómicas que, al día de hoy, quedaron totalmente desactualizadas», dijo ayer la Coalición Cívica.

    No fue la única protesta de la oposición. Miguel Giubergia, vicepresidente de la Comisión se quejó: «En 2009, por primera vez, habrá una sobreestimación de las retenciones por exportaciones del agro», dijo. Claudio Lozano también cuestionó el mismo punto: «Me hubiera gustado acompañar este Presupuesto, pero no lo puedo hacer. No se toma en cuenta la crisis internacional».

    De todas formas la oposición no llegará con una propuesta conjunta. Propuesta Republicana, Unión Cívica Radical, Coalición Cívica, Solidaridad e Igualdad, Frente Justicialista de Liberación y Diálogo por Buenos Aires aún negociaban anoche si emitían su propio despacho de minoría o se unían en contra del dictamen oficial.
  • Dejá tu comentario