Trotta pidió restricciones y "cambiar lo que está mal" pero "no comenzar por las escuelas"

Política

El ministro de Educación volvió a insistir en que "las aulas no son un espacio de contagio" pero dejó en claro que a partir de otras actividades se generan casos que afectan a estudiantes y personal escolar. "Hay que priorizar la presencialidad cuidada", manifestó.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, insistió que los ambientes escolares no revisten gravedad ante el aumento de casos pero pidió extremar cuidados para priorizar la educación presencial y "cambiar lo que está mala". Sin embargo, remarcó que "las aulas no son un espacio de contagio porque se pueden aplicar los protocolos”. Si bien dijo que aunque ante una situación más compleja "va a haber que tomar alguna decisión restrictiva", pidió "no comenzar por las escuelas".

Al igual que en la jornada de ayer y mientras el Gobierno nacional termina de definir las restricciones a aplicar para frenar el brote de contagios de Covid-19, el titular de Educación volvió a señalar que "los lugares institucionales como las escuelas y las fábricas no son donde se producen los contagios".

Pese al reclamo de docentes de todo el país que insisten en afirmar que día a día se manifiestan casos de coronavirus en personal escolar y en alumnos, producto de que gran parte de ellos utilizan el transporte público para trasladarse hacia las escuelas, el ministro descartó que se vaya a dar marcha atrás y aseguró que se seguirá "priorizando la presencialidad cuidada".

"Todos aquellos que queremos priorizar la presencialidad en la escuela tenemos que ser consecuentes y, en el caso de la Ciudad de Buenos Aires, ejercer la fiscalización para que se cumplan los protocolos, como estamos haciendo un enorme esfuerzo para que se cumplan dentro en la escuela", aseveró Trotta en declaraciones a la prensa.

Siguiendo esa línea, el funcionario apuntó contra los bares de Palermo, en Ciudad, como foco de contagio. “Parecía la Argentina de la prepandemia y eso afecta a la escuela porque, si los contagios se multiplican, va a terminar en algún momento afectando la presencialidad", dijo.

Por ese motivo pidió “cambiar lo que está mal” y no castigar a los espacios donde no se originan los contagios, como las escuelas. “Como sociedad estamos poniendo en orden nuestras prioridades”, dijo en relación al regreso a las aulas, pero en otros ámbitos “no se está ejerciendo la fiscalización para que cumplamos los cuidados", enfatizó.

A propósito de las cifras difundidas en la tarde del martes, recabadas por la plataforma estatal Cuidar Escuela, en las que se evidencia una tasa de positividad del 0.16% en estudiantes y de 1.03% en docentes y no docentes que acuden presencialmente a los establecimientos, Trotta reiteró que "la evidencia" confirma que "las aulas no son un espacio de contagio porque se pueden aplicar los protocolos de distanciamiento físico, de ventilación, con tapaboca e ingreso escalonado".

Sin embargo, dejó entrever que es posible que los contagios se generen fuera del ámbito escolar y luego introducidos en dicho espacio, por lo cual remarcó que “todos aquellos que queremos priorizar la presencialidad en la escuela tenemos que ser consecuentes".

"Sí tiene que haber, como se está promoviendo, políticas más recogidas en algunos aspectos pero no comencemos por la escuela, vayamos a donde está el foco", enfatizó Trotta, en alusión a la nocturnidad y a la relajamiento de cuidados en "los ámbitos sociales y familiares".

El ministro también fue consultado sobre la gravedad que supone el contagio de niños fuera de las aulas, sobre lo cual dijo que si no se logra controlar los contactos extracurriculares “va a terminar afectando a la escuela".

Si bien en un momento el Gobierno nacional evitó depender de la responsabilidad individual y colectiva y propuso una cuarentena como medida para evitar aumento de casos y permitir el acondicionamiento de los hospitales y clínicas del país, actualmente la imposibilidad de aplicar un aislamiento similar lo obliga a recurrir a la consciencia social.

Trotta, siguiendo esa línea, remarcó que mantuvo una reunión con los ministros de Educación provinciales de todo el país donde hicieron foco en ese aspecto. “Ayer juntamos a todos los ministros de Educación (del país) porque queremos seguir trabajando en las aulas para generar la consciencia en la familia también sobre el aspecto social", apuntó.

Respecto a las inoculación del personal docente y no docente dijo que “casi medio millón están vacunados con una dosis de la vacuna Sinopharm", con lo cual remarcó la necesidad de "avanzar en cada una de las medidas que nos permitan priorizar la escuela".

No obstante, indicó que, "por supuesto, en situaciones de complejidad (eventualmente) va a haber que tomar alguna decisión restrictiva" pero subrayó que, lo que se está planteando es "que no se comience por la escuela".

Dejá tu comentario