Alberto enfría acuerdo con FMI y deriva fondos para obra pública

Política

El Presidente anunció un plan de inversión de 556.780 millones de pesos y advirtió que no habrá acuerdo con el FMI "a costa de los argentinos". Apoyo de Schiaretti desde Córdoba, de intendentes del conurbano y blindaje a la sociedad con Máximo para conducir el PJ nacional y bonaerense .

Alberto Fernández encabezó junto a Gobernadores e intendentes la presentación de las primeras 1.000 obras públicas que están en ejecución en el país con una inversión de 556.780 millones de pesos. Tras el acto en Almirante Brown, donde el Gobierno nacional relanzó el plan de obra pública en videoconferencia con Juan Schiaretti (Córdoba), Omar Gutiérrez (Neuquén), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Raúl Jalil (Catamarca), el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta y la titular de AySA, Malena Galmarini, el Presidente además mantuvo un almuerzo con los jefes comunales del conurbano.

En Almirante Brown, el Presidente amalgamó a todas las capas del peronismo que se subsumen en el Frente de Todos. Desde la liga de gobernadores, pasando por los intendentes del conurbano, el massismo y referentes de La Cámpora y el Instituto Patria como Eduardo “Wado” de Pedro y Jorge Ferraresi. Con ese marco, Alberto salió a suturar los distintos frentes políticos que mantiene abiertos el gobierno nacional. Desde las pedradas que recibió en Lago Puelo, Chubut, los incendios andinos, el plan de vacunación y hasta las condiciones para llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional a partir del endeudamiento de u$s44 mil millones que dejó Mauricio Macri.

El jefe de Estado destacó que el costo aproximado de las inversiones que lleva adelante el Ministerio de Obras Públicas es equivalente a los pagos de deuda externa que el país debió haber enfrentado el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), unos 6.500 millones de dólares. En ese contexto, reiteró su compromiso de no acordar con el FMI “a costa de los argentinos” al mencionar los pagos pendientes de la deuda con el organismo multilateral de crédito, de 7.000 millones en 2021, 18 mil en 2022 y 19 mil en 2023. “Ese es el camino fácil de endeudarse y olvidarse de la gente”, dijo el Presidente y señaló que él está “ansioso” por llegar a un acuerdo con el FMI pero que no lo hará “a costa de los argentinos”. “Cuando elegimos la deuda, los vecinos de Hurlingham se quedan sin cloacas, o se quedan sin rutas” en las provincias, graficó en comunicación con Zabaleta.

En medio de una guerra política explícita con Mariano Arcioni, gobernador de Chubut, a partir de los violentos incidentes que sufrió la comitiva presidencial el sábado pasado, Alberto señaló que “frente al incendio de Lago Puelo ¿Qué otra prioridad puede haber que no sea devolverle la casa a los vecinos? El resto es anécdota. Los violentos tiran piedras, nosotros llevamos vacunas, llevamos amor y cariño a la gente”. También se refirió a la pandemia de coronavirus, dijo que trabajar “codo a codo es la decisión de la inmensa mayoría de los argentinos” y que el gobierno trabaja “trayendo las vacunas necesarias para los esenciales como son los docentes pero también a los adultos mayores”. “La Argentina está en el 90 por ciento del mundo que consigue vacunas, desde el Gobierno nacional se ha trabajado incansablemente para conseguirlas”, destacó.

Además del plan de mil obras públicas en simultáneo, el Presidente inauguró 30 obras en 11 provincias por una inversión de 9.772 millones de pesos. Fue en la presentación que realizó junto a Axel Kicillof y parte del gabinete nacional del nuevo Instituto Superior de Formación Docente Nº 41 y de la Red Secundaria Cloacal Soto, abierta en Hurlingham. El gobernador de Buenos Aires destacó la centralidad de la inversión estatal en infraestructura como el “chispazo” necesario para la reactivación económica y, en ese sentido, recordó que "hubo que reactivar muchísimas obras" paralizadas por la administración de Cambiemos, a la que apuntó como "muy efectiva en endeudarse pero ineficiente en cumplir sus promesas".

Por su parte, Gabriel Katopodis dijo que las obras anunciadas "son más que mil carteles, son ciudades y trabajadores". "No andamos tirando obras a las provincias, tenemos un plan, una planificación. Cualquiera puede entrar y ver las mil obras, el nivel de ejecución, quién ganó la licitación. Cada gobernador sabe qué está haciendo el Ministerio de Hábitat y qué está haciendo Obras Públicas", señaló. Durante el acto, y con el ministro Katopodis casi como un maestro de ceremonias, se recorrieron algunas de las 30 iniciativas hoy inauguradas: desde los 27 kilómetros de ruta en Neuquén, una la planta depuradora en la cordobesa ciudad de San Francisco y obras viales en Misiones, hasta la finalización de un sistema cloacal que permitirá a 5 hogares conectarse a la red de saneamiento en Hurlingham.

El jefe de Estado no sólo se ocupó de la obra pública. Tras el acto donde estuvo acompañado por Kicillof, Katopodis, “Wado” de Pedro, Ferraresi, el alcalde anfitrión, Mariano Cascallares, Gustavo Menéndez (Merlo), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Andrés Watson (Florencio Varela), Alberto reunió a esa comitiva en un almuerzo privado de 50 minutos en el restaurante Salustiana de Adrogué donde se sirvió jamón crudo con queso y lechón al horno. De cara a la proclamación de listas en la Junta Electoral del PJ, se sentaron en la mesa actores políticos de todas las capas del peronismo que integra el Frente de Todos. Se analizó el escenario de cara a la renovación de autoridades en el PJ nacional y el bonaerense. Alberto ratificó que hará tándem con Máximo Kirchner en las jefaturas partidarias. Además se supervisó el plan de vacunación en cada distrito y los planes locales de obra pública.

La actividad política continuó por la tarde en la municipalidad de Almirante Brown donde Cascallares reunió a los intendentes de la tercera sección. Allí se sumaron Mayra Mendoza (Quilmes), y Fernando Espinoza (La Matanza). Ferraresi ocupó la cabecera de la mesa. Estuvo ausente Fernando Gray, de Esteban Echeverría, el intendente del sur con conurbano que resiste, vía judicial, el desembarco de Máximo en la presidencia del PJ de la provincia de Buenos Aires.

Dejá tu comentario