Gómez Alcorta sobre el término usado por fiscal Rivarola: "No es un caso aislado"

Política

La ministra de la Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, consideró que lo sucedido en Chubut refleja "un modo de trabajar" de la Justicia.

La ministra de la Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, consideró esta sábado que la resolución del fiscal de la provincia de Chubut, Fernando Rivarola, quien utilizó la frase "desahogo sexual" para referirse a la violación grupal de una adolescente, no se trata de "un caso aislado", sino que es el reflejo de una "deuda histórica" de los poderes judiciales de todo el país "con las agendas de género y diversidad".

En un encuentro en la Casa de Gobierno de esa provincia, a donde acudió para participar de una reunión del área de Desarrollo Social, la funcionaria entendió que “la resonancia mediática y política que tomó este caso demuestra que es apenas un ejemplo de un problema estructural de los poderes judiciales, que es la falta de perspectiva de género".

https://twitter.com/EliGAlcorta/status/1269284177653968897

“El dictamen del fiscal Fernando Rivarola es emblemático y esperamos que este caso sirva para impulsar una verdadera transformación del Poder Judicial en Chubut y en todas las provincias. Contar con un Poder Judicial con perspectiva de género es una de las mayores deudas que tiene aún la Argentina”, sostuvo la ministra.

Frente a integrantes del Poder Ejecutivo, Legislativo y de organizaciones de la sociedad civil, la Gómez Alcorta invitó "a repensar los estándares probatorios para los casos de violencia de género" y afirmó que "muchas veces, las cuestiones dogmáticas o probatorias constituyen una excusa de los jueces y fiscales a la hora de abordar los casos de violencias de género”.

https://twitter.com/EliGAlcorta/status/1269343114881372160

"Lo que nos trae acá es un ejemplo de una problemática estructural que es importante reconocer. De ese tipo de ejemplos tenemos todos los días en todos los lugares de nuestro país. Esta situación nos obliga a tomar una decisión muy fuerte, un compromiso muy importante político, porque sin ese compromiso el caso pasa inadvertido”, explicó, y añadió que lo acontecido con Rivarola "no es un caso aislado, ni una situación particular, sino que es un modo centralmente en el cual trabaja el Poder Judicial por una cantidad de efectos, de problemas estructurales".

"Este es el tiempo que nos toca vivir, para repensar todas las instituciones no porque queramos, no porque sea optativo, no porque tengamos un movimiento de mujeres dinámico que nos obliga, sino porque además como funcionarias y funcionarios tenemos esa obligación", postuló.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario