Qué es el hematoma subdural que le diagnosticaron al ministro de Salud

Política

El hematoma subdural crónico es una acumulación "vieja" de sangre y de productos de la descomposición de la sangre localizada entre la superficie del cerebro y su capa más exterior, la duramadre.

El ministro de Salud, Ginés González García, confirmó este jueves que le diagnosticaron un “hematoma subdural viejo”, luego de que esta mañana concurriera por sus propios medios al sanatorio Otamendi, tras un adormecimiento en su brazo izquierdo.

“Yo estoy fenómeno, con ganas de volver a trabajar, espero que mañana esté sentadito en mi sillón", ratificó el funcionario, quien afirmó que los médicos no le indicaron que debía operarse.

No es la primera vez que un miembro de la política argentina es afectado por un hematoma subdural. En 2013, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue operada en la Fundación Favoloro, luego de que se le detectara la afección, tras presentar un cuadro de cefaleas.

¿Pero en qué consiste un hematoma subdural?

El hematoma subdural crónico es una acumulación "vieja" de sangre y de productos de la descomposición de la sangre localizada entre la superficie del cerebro y su capa más exterior, la duramadre. Su fase crónica, comienza varias semanas después del primer sangrado.

Un hematoma subdural se desarrolla cuando las diminutas venas que corren entre la duramadre y la superficie del cerebro se rompen y provocan un sangrado.

Por lo general, en población joven se presenta como resultado de un traumatismo craneal leve, mientras que en gente de mayor edad puede darse espontáneamente.

En el tratamiento de este tipo de afección, el objetivo es controlar los síntomas y minimizar o prevenir un daño cerebral permanente, por eso en algunos casos tienen indicación quirúrgica.

”Tengo que hacerme todos los estudios y seguir cuidadoso, como todo enfermo. Mañana a la mañana me voy, según me dijeron”, explicó González García sobre su cuadro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario