20 de noviembre 2008 - 00:00

"Gobierno porteño no quiso recibir a los manifestantes"

Aníbal Fernández.
Aníbal Fernández.
El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, y el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvieron a polemizar esta mañana por las responsabilidades en torno al piquete de vecinos de la Villa 31 que provocó graves problemas en el tránsito en la zona de Retiro.

Fernández dijo que Rodríguez Larreta "miente" cuando responsabiliza a la Nación y le reclamó a la gestión de Mauricio Macri que "se ponga a trabajar" para resolver la problemática de las viviendas construidas en altura en la Villa 31.

"Es una decisión mínima la que tienen que tomar. Si no, pásennos la Policía Federal", se quejó a su vez Rodríguez Larreta, saliendo al cruce de las acusaciones.

El funcionario macrista señaló que "la única reflexión posible es que Aníbal Fernández mande a la Policía (Federal) para evitar el corte".

"Ayer estaba anunciado desde temprano. Al principio eran 15 ó 20 personas, por lo cual no se necesita ninguna represión violenta para correrlas de la autopista. Es una decisión mínima la que tienen que tomar", afirmó Rodríguez Larreta en declaraciones a una radio.

Fernández calificó de "ignorante sin ningún tipo de formación" a Rodríguez Larreta.
"O los matábamos a palos o se sentaban a hablar con la gente de la ciudad. ¿Tienen capricho, vocación de no actuar en consecuencia?", señaló el ministro nacional.

El ministro pidió "buscar una solución que sea la más inteligente de todas, que no es matarlos a palos, que haya sangre y muertes, sino sentarse a trabajar".

"Macri es un enorme caprichoso sin ganas de trabajar. Tiene que sentarse con la gente de la villa y como no lo hace nos pide a nosotros que ataquemos el efecto", señaló.

En tanto, Rodríguez Larreta dio a entender que la oposición a Macri moviliza a los vecinos de la Villa 31.

"A las 6 de la mañana escuché al que maneja la radio de la villa que anoche estaban ofreciendo 50 pesos a la gente para que corten la autopista. Más prueba que esa, es difícil encontrar", señaló.

A su vez, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, se quejó esta mañana de que "no hubo ni un intento de desalojo pacífico" por parte de la Policía Federal, durante el piquete, que duró 9 horas.

"La responsabilidad de que la ruta se libere es del Gobierno nacional", subrayó Montenegro.
El funcionario sostuvo que ayer, mientras duró la protesta, "siempre" hubo funcionarios porteños "dialogando" con los manifestantes.

Pero reconoció que no iban a darles una entrevista con un ministro porteño hasta que dejaran de lado la protesta.

"Estuvieron durante 9 horas cortando y no hubo nadie del Gobierno nacional, que tiene la responsabilidad, que hiciera algo", dijo.

Ayer, un corte de nueve horas de la Autopista Illia por parte de vecinos de la Villa 31 desencadenó una nueva polémica entre los gobiernos nacional y el porteño, que cruzaron fuertes acusaciones por los trastornos generados en el tránsito y sus facultades de intervención policial.

Alrededor de un centenar de habitantes de esa villa situada en cercanías de la estación de trenes de Retiro cortó sin aviso esa autovía -en ambos sentidos-, lo que generó una situación caótica para los automovilistas que habitualmente se dirigen desde el norte del Gran Buenos Aires hacia el centro de la Ciudad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar