A raíz de los incendios en las islas del Delta del Paraná, especialistas reclamaron por una ley de humedales

Política

Expertos fueron convocados a un encuentro informativo en la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable para tratar el grave problema que está teniendo lugar en las islas del Delta del Paraná.

La Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado, presidida por Gladys González (Pro), recibió este lunes a especialistas, quienes durante dos horas expusieron sobre la necesidad de una ley de humedales. Fue con motivo de los graves incendios que se registraron en las islas del Delta del Paraná durante los últimos meses.

Roberto Bo, miembro de la Fundación Humedales y coordinador del grupo de investigación de ecología de los humedales de la UBA, sostuvo que la ley "es un instrumento básico" que "debe ir acompañada de políticas públicas, de un adecuado sustento científico y técnico, de acciones concretas en el territorio por los organismos específicos, y el compromiso de todos y todas". "Hay que hacer un inventario no implica solo hacer un mapa, requiere saber dónde están, de qué tipos son, cuántos hay, cuál es su estado o condición, el término de su origen, su función y valores” agregó

Bo también dijo que el ordenamiento territorial, "no solo debe concentrarse en los humedales sino que debe extenderse a su contexto socio-ambiental" porque "no podemos trasladar modelos de usos propio de otras regiones o ambientes”. La ley "debe considerarse la opinión de las comunidades locales" y "las eventuales sanciones para los que no cumplen con la ley merecen un análisis profundo y superador".

Posteriormente Ana Di Pangracio, directora ejecutiva adjunta de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), resaltó que "los humedales son ecosistemas con enorme valor biológico, social, cultural y económico" pero "se pierden y degradan a un ritmo alarmante, a manos, principalmente, de la agricultura y ganadería industrial, la minería y otras industrias extractivas, la urbanización, las especies exóticas invasoras, el cambio climático y el desecho irresponsable de residuos domésticos e industriales".

"Los humedales son percibidos por algunos sectores de la sociedad como tierra de descarte, sin función alguna, que deben modificarse o rellenarse para ser puestos al servicio de la producción. Esto trae aparejado enormes impacto socioambientales". "La crisis de incendios en el Delta del Paraná deja en evidencia la falta de institucionalidad y de cumplimiento de la ley”, indicó y añadió que “estas quemas tienen severas consecuencias sobre la salud de los ecosistemas y la salud humana”.

Otro de los expertos convocados, integrante de la Asociación Ecologistas de Santa Fe, César Massi dijo que "estamos ante un desastre ecológico" porque "nos estamos quemando desde enero”, enfatizó, en referencia a los incendios en el Delta del Paraná, y señaló que "el único respiro que tuvo el humedal fueron los momentos donde el ser humano estuvo, por la cuarentena, guardado adentro",y en contraposición dijo "junio y julio fue el período desastroso". Hasta el 15 de julio se había "calculado una quema de 50 mil hectáreas, 500 kilómetros cuadrados, tres veces la superficie de Rosario" y en julio se habla del doble, un total de 100 mil hectáreas.

Por su parte, Fernando Miñarro, director de Conservación de Fundación Vida Silvestre Argentina, opinó que en el proyecto de ley se necesita "una definición precisa y operativa". "Lo que más nos preocupa es el tiempo que esto puede llevar". "Se toman muchas veces decisiones desde el Estado que son perjudiciales para los humedales", cuestionó y remarcó que “el error” está "en querer adaptar la actividad humana al humedal", cuando debería ser “al revés". Miñarro pidió "conversar entre ambas cámaras para que el debate esté saldado cuando llegue a la cámara revisora" para que la ley finalmente prospere.

Lucila Taboada, jefa del Área de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Defensoría del Pueblo de la Nación, expresó que "los incendios son solo una parte del problema, son lo más visible, pero vienen a ser como la punta del iceberg, el tema es mucho más profundo" y "pone en evidencia la falta de una política nacional". "Todos somos conscientes de la necesidad de impulsar los procesos productivos, y más en este contexto tan difícil que estamos atravesando, pero no podemos perder de vista que los humedales ocupan casi la cuarta parte de nuestro territorio”, destacó.

En tanto Juan José Böckel, subsecretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo de la Nación, observó que "en los proyectos se habla de ‘uso racional’ y en la doctrina ambientalista se utiliza para el beneficio de la humanidad, pero la ley no lo dice y se pueden elaborar varios conjeturas sobre eso, habría que aclararlo". "Todo el tema teórico tiene una consecuencia práctica”, advirtió, y también analizó que en ninguna de las iniciativas se habla del tema de la delimitación. "La delimitación es un proceso complejo que lleva varios años, si no lo dice la ley no se va a hacer, porque hasta ahora nunca se hizo", completó, según testimonios retomados por Parlamentario.com

Dejá tu comentario