Consejo: Camaño desequilibró y una decena de jueces trasladados deberán ir al Senado por aval

Política

Por mayoría de 7 votos, plenario remitió pliegos de magistrados al Ejecutivo para que los envíe y que obtengan la aprobación del Congreso. También comunica a Corte. Bruglia anticipa guerra.

El Consejo de la Magistratura aprobó ayer con mayoría del bloque oficialista que el Poder Ejecutivo revise el traslado de diez jueces federales, la mayoría efectuado durante el gobierno de Mauricio Macri, al considerar que el nombramiento de designación no está completo. Así, primó la postura del dictamen presentado por el consejero en representación del Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, y contó con el apoyo de la lavagnista Graciela Camaño que votó favorablemente en el marco de la Comisión de Selección para consolidar una mayoría que se replicó en el plenario de consejeros, con 7 votos contra 6 en contra.

La comisión había tomado el dictamen del consejero académico Diego Molea con las objeciones a los traslados de los diez jueces, entre ellos, un integrante del Tribunal que juzgará el caso “cuadernos” y otros dos de la Cámara Federal porteña, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi que aterrizaron en ese lugar a instancias de solicitudes aprobadas cuando el macrismo contaba con mayoría en el Consejo de la Magistratura.

En el debate que ayer tuvo lugar por Zoom, la mayoría de los consejeros evaluaron que los traslados deben estar convalidados por el Senado de la Nación para lograr su aprobación final, como es el procedimiento constitucional para la designación formal de magistrados.

A favor del dictamen se expresaron Ustarroz, Molea; el representante de los jueces, Alberto Lugones; las diputadas Graciela Camaño y Vanesa Siley, y los senadores Mariano Recalde y María Inés Pilatti Vergara. En contra de revisar los traslados votaron el diputado del PRO Pablo Tonelli, los jueces Ricardo Recondo (que integraba el listado más amplio de 38 jueces informado por Ustarroz) y Juan Manuel Culotta, los abogados Marina Sánchez Herrero y Juan Pablo Más Velez, y la senadora Silvia Giacoppo.

Ahora será el Poder Ejecutivo el que deberá determinar sobre esos traslados y si los mismos deberán ser convalidados por el Senado de la Nación. Paralelamente, en la resolución, los consejeros sólo informaron de lo votado a la Corte Suprema de Justicia.

Los diez jueces que integran el listado son Zunilda Niremperger, jueza federal de Resistencia y a cargo de resonantes causas contra el nar cotráfico; Juan Manuel Iglesias, Esteban Hansen, Enrique Velázquez, Federico Villena, de Lomas de Zamora y quien descubrió la trama de espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos; jueza federal de Misiones María Verónica Skanata, trasladada durante el gobierno de Cristina de Kirchner; Eduardo Farah, obligado a emigrar de la Cámara cuando falló en contra de la prisión preventiva de Cristóbal López y Fabián De Sousa en el marco de la irregular investigación de la causa Oil Combustibles; y Germán Castelli (integrante del Tribunal Oral Federal 7 que tiene el caso “cuadernos” sorteado, aunque sin fecha de comienzo. Pero quienes aparecen como los objetivos del oficialismo para revertir sus traslados son Bruglia y Bertuzzi.

De hecho, Bruglia intentó recusar a Lugones a través de un escrito donde buscó defender su posición, acusándolo de haber “exhorbitado sus funciones” y que públicamente hizo manifestaciones “en forma despectiva y soez” sobre el tema. “No ha tenido el menor decoro ni la delicadeza de la alta función que debe cumplir”, disparó el juez de Tribunal Oral que pasó a ser camarista federal. Lanzó una advertencia: “Serán oportunamente discutidas en sede judicial”, en un anticipo de lo que puede llegar por delante ante este conflicto. Ha habido consultas al fuero contencioso administrativo federal respecto a las chances de judicializar la discusión, en caso de ser removidos de sus actuales lugares. Un día antes de que se presentara la reforma judicial por parte del Gobierno, hubo mensajes cruzados donde no les dieron mayor esperanza a los que hicieran reclamos. Pero es un horizonte factible para los que no consigan que el Senado les de aval. Habrá que ver si el Ejecutivo remite todos los pliegos o si hay algún acto que anula de hecho.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario