Los ejes de la decisión de la Corte Suprema en el juicio de Vialidad

Política

Luego de más de tres años de juicio, y a las puertas del inicio de los alegatos previsto para el 11 de julio, la Corte finalmente se expidió y el proceso ingresa en la etapa final.

Tres años después de iniciado el juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, la Corte Suprema rechazó todos los planteos de nulidad de la Vicepresidenta Cristina Kirchner y del resto de los imputados. ¿Cuáles son los puntos más importantes?

Eran doce presentaciones en total que fueron descartadas por unanimidad, con el argumento de la falta de una sentencia definitiva. Entre ellas, la falta del peritaje sobre las obras investigadas, la inexistencia de delito establecida con anterioridad por la justicia de Santa Cruz y la intervención de los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky.

Todos los planteos habían sido presentados antes del inicio de este juicio, en mayo de 2019. Como suele actuar en la mayoría de los casos, la Corte le pidió el expediente al TOF2 para analizar dichas actuaciones antes de que comenzara el debate oral. Sucedió una semana antes de la fecha prevista para el comienzo de las audiencias, lo que generó duras críticas del entonces ministro de Justicia, Germán Garavano, algunos medios de comunicación y hasta una manifestación en la puerta del Palacio de Tribunales.

Menos de veinticuatro horas después, el expediente fue devuelto al Tribunal de Comodoro Py sin resolución de las nulidades, lo que habilitó el comienzo del juicio justo antes de la campaña electoral. Ahora, luego de más de tres años de juicio y a las puertas del inicio de los alegatos previsto para el 11 de julio, la Corte finalmente se expidió y dejó allanado el camino para la sentencia, que tendría lugar antes de fin de año.

Medidas de Pruebas

Entre los principales planteos de nulidad estaban los rechazos por parte del Tribunal Oral 2 a varias medidas de prueba solicitadas por el abogado de Cristina, Carlos Beraldi. Para la Corte este no es el momento de revisar esa cuestión, sino que sólo podría hacerlo después de la sentencia.

Hornos y Borinsky

En el caso de los cuestionamientos a la intervención durante la instrucción de los jueces de Casación que visitaron a Mauricio Macri en Olivos y Casa Rosada, los Supremos advirtieron "falta de fundamentación suficiente".

Para CFK, los magistrados Hornos y Borinsky -integrantes de la Sala IV- no tenían competencia para intervenir en el proceso, por lo que hubo una violación de juez natural. Sin embargo, para el máximo Tribunal no implicó un "perjuicio" para la defensa.

Juicio Civil

Otro de los planteos rechazados tiene que ver con un cuestionamiento de competencia para el proceso civil que la Dirección Nacional de Vialidad a cargo de Javier Iguacel había iniciado y luego desistido. Dicho desistimiento, como adelantó Ámbito en su momento, podría causarle al Estado un perjuicio millonario.

Lo que argumentó la Corte es que “no se ha explicado de qué modo una resolución cuya consecuencia es la mera remisión de los planteos de la apelante para su tratamiento en sede civil y comercial federal revela una flagrante violación de derechos capaz de quebrar la buena marcha de las instituciones del sistema republicano".

Inexistencia de delito

Para la Corte, la inexistencia de delito establecida por la justicia santacruceña solo se aplicó al imputado Lázaro Báez y no a Cristina Kirchner, quien argumentaba cosa juzgada.

Dejá tu comentario