Macri bautizó a peronistas propios para pelea en Buenos Aires

Política

Mauricio Macri bendijo ayer el estreno del ala peronista de PRO en la provincia de Buenos Aires, al participar de un acto organizado por dirigentes del distrito que animaron la candidatura presidencial del jefe de Gobierno.

La movida, que aleja al macrismo bonaerense de Francisco de Narváez y su alianza con Eduardo Duhalde, se realizó en el Club Español de la Capital Federal, donde los macristas que no tienen ADN PJ debieron eludir dos veces la entonación completa de la marcha peronista, en el propio escenario del acto. Le pasó a Jorge Macri, estrella de la tenida, y al ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, pero también al propio jefe de la Ciudad, quien llegó con retraso y evitó sumarse al coro al inicio, pero al cerrar el acto debió emprender una rápida retirada para otra vez eludir el canto. Las alocuciones alentaron la candidatura presidencial de Mauricio Macri para 2011, desde un escenario del cual partieron duras críticas al gobierno de Cristina de Kirchner («no tienen planes porque no saben», dijo Grindetti). Estaban los que armaron la organización Proyecto Peronista, como el sindicalista Rubén Ledesma y el coordinador Carlos Fiorentino, concejal PRO de Lomas de Zamora, quienes fueron animados desde el salón del primer piso del club por una barra propia de bonaerenses. Ledesma ocupa una banca nacional a la que accedió en las listas de De Narváez, pero fue asesor de Néstor Kirchner hasta la pasada campaña presidencial. Como él, otro participante protagónico de la tarde, también Juan José Alvarez ingresó a la banca con esa lista. Pero ayer, el titular del PRO bonaerense, Jorge Macri, aclaró que la alianza con De Narváez no está terminada, pero que el diputado «decidió sostener una construcción política en otro espacio que es el de Duhalde o el de Das Neves». También participó Viviana Arcidiácono -responsable del área de reforma política en el grupo- y Ricardo Pagola -quien se ocupa de temas agropecuarios.

  • Evidencia

    La presencia del ministro de Macri y del propio jefe de Gobierno en la ocasión puso en evidencia cuál es el candidato favorito de PRO en la provincia, es decir Jorge Macri, por ahora, quien aspirará a renovar la butaca ya que el año pasado ganó una banca nacional, pero no la asumió y prefirió completar su mandato en la provincia para entregarse al armado político en función de la candidatura presidencial de su primo Mauricio.

    El jefe de Gobierno porteño recibió hoy el apoyo de un sector del peronismo bonaerense de cara a las elecciones presidenciales de 2011, aunque el acto estuvo marcado por la ausencia de dirigentes de peso.

    La actividad, encabezada por su primo y diputado provincial Jorge Macri, tampoco contó con los principales referentes del justicialismo porteño que forman parte del PRO.

    Macri llegó sobre el final del evento y pronunció un acotado discurso en el que «agradeció» la presencia y dijo que «el país necesita una provincia de Buenos Aires fuerte».

    Macri llegó cerca de las 20 al acto que debía comenzar a las 18, lo que obligó a Jorge Macri a extender su discurso para aguardar al jefe de Gobierno. Habló apenas unos minutos en los que agradeció la colaboración en la campaña anterior y aseguró que «el país necesita una provincia de Buenos Aires fuerte».

    Del debut no participaron los peronistas porteños que integran el bloque PRO y que adhieren a Duhalde, como los legisladores porteños Cristian Ritondo y Daniel Amoroso.

    Diego Santilli tampoco participó, pero se excusó por nota por tener que asistir a la visita (junto con Macri) del príncipe Felipe de Bélgica. El duhaldismo ya le ha advertido a Macri que si infiere en el armado del peronismo anti-K en la provincia, estará dispuesto a confeccionar una boleta propia en las legislativas del año que viene en la Capital Federal para disputarle votos a Gabriela Michetti. Entre los nombres que suenan para esa picardía se mencionó a Roberto Lavagna, cuyo ex candidato a senador Javier González Fraga adhiere al Movimiento Productivo de Duhalde. Sin embargo, ayer en el lavagnismo descartaban una alianza con el ex presidente en la Ciudad de Buenos Aires para la competencia electoral 2009.
  • Dejá tu comentario