24 de noviembre 2008 - 00:00

Macrismo busca que jefe porteño anuncie ya urnas

Jorge Telerman
Jorge Telerman
Cuando Mauricio Macri intenta retener el calendario electoral para el año próximo, su propia tropa le insiste por estas horas con que adelante la situación. Es decir, que diga ya que se votará en junio y no en octubre. Con esa confirmación, si el jefe de la Capital Federal se decidiera, los legisladores de PRO creen que encontrarían aliados para la sanción de leyes clave que la administración macrista requiere para antes de fin de año. El paquete no sólo incluye el polémico Presupuesto 2009 -aun resignando aumentos tributarios propuestos-, sino también el permiso para concesionar unos cincuenta espacios bajo autopistas, un nuevo código de habilitaciones y hasta la aprobación de la instalación del polo tecnológico.

El Gobierno porteño prefiere, por el momento, que en 2009 los porteños voten dos veces, una para el recambio de 30 legisladores locales y otra, en octubre, para 13 diputados nacionales en representación del distrito. Solamente la vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti, admitió hasta ahora esa preferencia, siempre aclarando que no quiere ser candidata para esa ocasión, pero que, si es necesario, aceptará presentarse.

  • Objetivo

  • Es decir, Macri adelantaría las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires para separarlas de la votación nacional y evitar una disputa por temas que no son propios del distrito.

    No es lo que quieren todos en PRO, pero por el momento el Gobierno de la Ciudad se inclina por la doble votación. Por eso, en el propio macrismo intentan convencer al jefe de Gobierno porteño para que revele el calendario cuanto antes.

    Aunque hay tiempo para la convocatoria, el momento que están atravesando los legisladores PRO -con toda la oposición en contra de aumentar impuestos el año que vienese vería más que distendido si Macri anunciara la fecha de las urnas del distrito. Eso creen los diputados del macrismo, que además ven en esa jugada algún beneficio extra que aliviaría el pasaje de la Ley de Presupuesto desde la comisión al recinto.

    Es que la fecha electoral anticipada para junio, como está previsto, conformaría especialmente a algunos kirchneristas, de la porción que anima una papeleta con la candidatura de Jorge Telerman en primer puesto, quien aspira a una banca en la Legislatura y no en el Congreso Nacional.

    Telerman, si bien fracasó el año pasado en su intento por quedarse en el cargo de jefe de Gobierno, obtuvo algunas bancas para sus aliados, pero ahora encontró nuevos amigos. Es el caso del legislador Juan Manuel Olmos, un pejotista que iría segundo en la lista de Telerman, quien el año pasado compitió contra el kirchnerismo, pelea que sería olvidada en la futura contienda.

    También quedan en la Legislatura el telermanista Alejandro-Rabinovich y el ex funcionario Raúl Fernández, quien ingresó con la lista de Telerman, que a su vez fue aliado con el socialismo porteño, que consiguió dos butacas.

  • Festejo

    En el macrismo consideran que si el jefe de Gobierno anuncia las elecciones anticipadas para la Capital Federal, el telermanismo tendría un motivo de festejo que tal vez le cambiara el humor con respecto al paquete de leyes económicas imprescindible para el gobierno.

    Es que PRO no reúne mayoría propia en el recinto, algo a lo que aspira tras las urnas 2009, y necesita por lo menos cinco aliados que le presten el voto para sancionar el Presupuesto y las modificaciones de la ley tarifaria y del Código Fiscal 2009.

    Hasta ahora, todos los bloques opositores y un legislador aliado de Recrear se manifestaron en contra de la sanción de aumentos tributarios, pero además la Coalición Cívica le ha pedido a Macri que directamente retire las leyes elevadas a la Legislatura y reformule el proyecto de gastos y recursos. Es decir que no sólo corre riesgo el aumento impositivo que PRO está dispuesto a revisar a pedido del propio Macri, sino que también la Ley de Presupuesto comenzó a ser observada, ya que sin los ingresos extra por suba de impuestos, terminaría en déficit.

    Al kirchnerismo, si se unificara detrás de Telerman, lo beneficiaría una elección separada, pero en cambio si busca otro candidato, se verá en problemas -como también Macri- para la disputa de octubre.

  • Plazos

    Algo similar ocurre con la Coalición Cívica de Elisa Carrió, quien promociona a Alfonso Prat-Gay como primer legislador, lo que tal vez obligaría a la ex diputada a aceptar finalmente ser nuevamente candidata a la Cámara baja en octubre.

    Macri tiene tiempo casi hasta febrero próximo para convocar a las elecciones porteñas si se mantiene con la idea de desdoblarlas de las nacionales, tal como hizo Telerman el año pasado, quien convocó para junio a la votación a jefe de Gobierno porteño y la separó de ese modo de la de octubre, cuando se eligieron senadores y diputados nacionales por la Capital Federal.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar