Macristas apuran el calendario electoral

Política

Una reunión de la mesa chica del macrismo avanzará el lunes que viene en la definición del calendario electoral, una fecha que los legisladores del oficialismo porteño (que es PRO) le reclaman al jefe de Gobierno para coronar con ella un paquete de acuerdos con la oposición.

Además, otra vez, una demanda de la jueza electoral María Servini de Cubría, le puso plazo al Gobierno porteño para definir cuándo se realizarán las elecciones legislativas 2009.

Según el compromiso de Mauricio Macri, esas urnas deben coincidir con la primera votación de jefes de comunas, pero nuevamente un inconveniente de cartografía definirá la política porteña. Es que Servini de Cubría no ha logrado que los legisladores y el Gobierno de la ciudad definan un mapa oficial del distrito donde pueda demarcar como corresponde las 15 comunas que han impuesto los diputados de la Ciudad y sobre ese plano a su vez confeccionar los circuitos electorales nuevos y los padrones, requisitos indispensables para realizar una elección.

  • Plazo vencido

    El último plazo que pidió la jueza venció esta semana sin novedades. Ahora el gobierno macrista estudia pedir una prórroga pero ya en el juzgado han dicho que no pueden apurar los tiempos que demandará la tarea de distribución de los votantes. Para el juzgado, la elección porteña se realizaría con la nacional, el 25 de octubre del año que viene. Si Macri quiere desdoblar, como venía pensando, ya tiene que definir que lo hará, porque la convocatoria no podría pasar de febrero. Pero, el macrismo quiere acelerar esa definición porque considera que le ayudará como parte de un paquete de acuerdos con la oposición a la que necesita, en la Legislatura, para sacar adelante temas clave como el Presupuesto 2009, designaciones en organismos descentralizados y hasta la ley que crea la policía porteña, entre otras cuestiones. Es más, piensan que el kirchnerismo dejaría de mortificar al Gobierno de la Ciudad en forma desmedida (como considera Macri que lo hace) si finalmente se marca el calendario electoral de común acuerdo. «La decisión no puede esperar más de quince días», aseguró a este diario un integrante de la mesa política del macrismo, para aludir a los acuerdos que hay en danza en la Legislatura porteña.

    Además del Presupuesto, está el reparto de cargos en por lo menos cuatro institutos, como la Defensoría del Pueblo, el Ente Regulador de los Servicios Públicos, el Consejo del Plan Urbano Ambiental y el Consejo del Menor y la Familia. «Lo que buscamos es darle certidumbre a la política en la Capital, que creemos habrá si decidimos la fecha y la comunicamos, porque así ya estamos de campaña sin necesidad», completó el macrismo a este diario.

    Pero, lo cierto es que la principal duda del macrismo no es ahora cuál es el límite de los barrios, sino de sus chances en la primera elección que afrontará el jefe de Gobierno desde que asumió el cargo.

    En esas mesas de discusión sólo unos pocos proponían a Macri realizar las elecciones locales junto con las nacionales. La mayoría, inclusive el jefe porteño, se inclinaban por elecciones separadas en las cuales Macri pudiera revalidar su triunfo del año pasado.
    Ahora, en cambio, se privilegia una medición de encuestadores que le asegura a Gabriela Michetti recaudar tan importante cantidad de votos que la mantendrían primera en la grilla, si es que, como dice, Elisa Carrió no encabeza la boleta de la Coalición Cívica. Con esas estimaciones el macrismo ahora se inclinaría porque el jefe de Gobierno postergue la convocatoria y finalmente los porteños voten una sola vez el año próximo para renovar los 13 diputados nacionales del distrito y los 30 legisladores porteños. Los comuneros quedarían aún en suspenso, a decisión de la Justicia electoral y la resolución de los conflictos geográficos.

    El oficialismo porteño tiene que renovar 12 bancas legislativas de las 27 que tiene actualmente en el recinto porteño, donde es mayoría aún sin tener quorum propio. Para eso, tendría que lograr cerca de 37% de los votos el año que viene. El lunes habrá una reunión de la mesa chica del PRO Capital que integran, además de Horacio Rodríguez Larreta, los legisladores Oscar Moscariello, Cristian Ritondo, Martín Borrelli, Diego Santilli y Marta Varela junto a la vicejefa Michetti y el secretario Marcos Peña. En ese encuentro el tema principal será el calendario de urnas que los legisladores reclaman a Macri cuanto antes para aplacar la furia electoral que ya se desató en la ciudad con candidatos de campaña como la propia Carrió que ha comenzado a recorrer barrios o Jorge Telerman que aspira a sentarse en una banca tras las elecciones del año próximo.
  • Dejá tu comentario