Diputados: Guzmán expone sobre deuda en el recinto ante silencio de oposición macrista

Política

Oficialismo insistió con otorgar un margen acotado de tiempo al antikirchnerismo y dejó tensión en libre flotación. Ministro de Economía disertará desde las 17. En las próximas horas arriba una misión del FMI y también habrá festín de piqueteros. Insólito: algunos forman parte del Gobierno. Nueva picardía de la Coalición Cívica que genera choque con resto de socios. Palazo a Axel Kicillof.

El Ministro de Economía, Martín Guzmán, expondrá desde las 17 de hoy sobre la renegociación de la deuda -al menos, eso se espera, aunque cada vez con mayor desconfianza- en el recinto de Diputados bajo el silencio del principal bloque opositor, Juntos por el Cambio, que envió preguntas para que responda el funcionario, pero no hará uso de la palabra hasta el fin de la sesión informativa.

“Concurriremos a escuchar la presentación de Guzmán, esperando que se respondan las preguntas que hemos presentado -ver página 11- y con posterioridad a su exposición, sin entrar en ningún tipo de réplicas ni repreguntas en el recinto, con el objetivo de contribuir a que la presentación del Ejecutivo se desarrolle en los términos que deseen y alcance los objetivos que se propusieron, sin intervenciones que pudieran afectar los mismos, las autoridades de este interbloque brindaremos una conferencia de prensa”, señaló la bancada macrista.

El interbloque que comanda el radical Mario Negri llegó a esta postura tras 48 horas de negociaciones sin éxito. El punto más álgido se dio anteanoche, en una reunión que comandó el presidente de Diputados, Sergio Massa, junto a legisladores de todos los espacios políticos.

Allí, la poca flexibilidad del espacio que maneja Máximo Kirchner -con ayuda de la hoy super-K Cristina Álvarez Rodríguez- y algunas chicanas a la oposición -tal como contó Ámbito Financiero en su edición de ayer- regalaron un penoso ambiente que sólo confirma la grieta a flor de piel que dejó el Senado la semana pasada, cuando se sancionó la ley “light” para restaurar la “sostenibilidad” de la deuda bajo legislación extranjera.

“Quieren armar una conferencia de prensa en el recinto. Eso es inaceptable”, expresaron anteanoche a este diario desde el macrismo. Desde otro bloque antikirchnerista aseveraron: “Si Guzmán va a informar, hay derecho a preguntar y debatir. Si no, le recomendamos una conferencia en el Ministerio de Economía”.

La oposición macrista también tiene sus internas. Al igual que en la sesión de semanas atrás por la ley “light” de deuda, la Coalición Cívica -que guía Maximiliano Ferraro- se anticipó al comunicado del interbloque de Juntos por el Cambio y envió una carta al propio Guzmán, con curiosos guiños.

“Reiteramos el llamado a la prudencia, serenidad y seriedad de dirigentes tanto oficialistas como opositores. Usted bien sabe que las palabras y/o calificativos pronunciados pueden ser usados en nuestra contra. La dirigencia política o quienes llevamos adelante la responsabilidad del liderazgo de la República Argentina sabemos que en esta instancia somos dueños de nuestro silencio y esclavos de nuestras palabras”, aseguró la fuerza que tiene, como principal referente, a la renunciante diputada -desde marzo próximo- Elisa Carrió.

El bloque de la CC dejó claro que “no va a ser partícipe de ninguna acción ni declaración que comprometa las gestiones realizadas por el equipo económico”, y agregó: “El interés público que tiene la sana renegociación de la deuda en condiciones virtuosas debe estar por encima de las disputas políticas entre oficialismo y oposición, e incluso entre las internas propias de un Gobierno”.

Como si fuera poco, la CC dejó un palazo al mandatario bonaerense, Axel Kicillof. En esa línea, disparó: “Creemos improcedente la estrategia llevada adelante por el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, porque los antecedentes nos enseñan que los ‘errores’ muchas veces sirven para garantizar negocios. Por otro lado, declaraciones altisonantes lesionan nuestra credibilidad a los ojos de los acreedores y del mundo”.

Luego, la bancada también dijo que “la cuestión de la deuda argentina, la búsqueda de financiamiento y el posterior cumplimiento de los compromisos contraídos no se origina en el Gobierno del presidente -de la gestión de Cambiemos, Mauricio- Macri, sino que tiene tanta historia como la misma Nación y ha sido afrontada con mayor o menor éxito por los distintos Gobiernos de todos los signos políticos”.

Desde la CC tampoco se olvidaron de atar a Kicillof a su jefa y actual vicepresidenta, Cristina de Kirchner. “Debe recordarse que en 2011 la deuda en moneda extranjera equivalía a 1,3 veces nuestras exportaciones; en 2015, era de 2,6 veces (aumento del 100%) y actualmente se encuentra en 3,8 veces (aumento del 46%)”.

En otro tramo de la carta, se advirtió que “en el período 2011-2015, Argentina pasó de exportar 82.000 millones de dólares a poco más de 55.000 millones” y que “si bien los precios internacionales cayeron, también es cierto que los volúmenes exportados se contrajeron 18% entre 2011 y 2015: el país redujo las cantidades producidas con destino a la exportación”.

Según el bloque, “durante el último Gobierno se logró revertir esa situación, generando un crecimiento del 19% en las cantidades vendidas al resto del mundo en un contexto en el que los precios no se recuperaron”, y se sostuvo que “el endeudamiento de 2016-2019 ha sido acompañado por un incremento en la capacidad de generación de dólares”. Por último, piden que “ese logro” sea “sostenido” como “una política de Estado para su administración”.

La visita de Guzmán se dará en simultáneo con el arribo de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de una marcha de piqueteros. Curioso: cortarán calles algunos funcionarios del actual Gobierno de Alberto Fernández. Todo, en medio de una compleja negociación para patear la deuda.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario