Por recomendación médica, Cristina suspendió un viaje a España

Política

La presidente Cristina de Kirchner no asistirá a la próxima Cumbre Iberoamericana, que se desarrollará este mes en la ciudad de Cádiz, por consejo de sus médicos y para "evitar un esfuerzo adicional" en su agenda de actividades.

Así lo informó la Unidad Médica Presidencial en un comunicado que llevó la firma del doctor Luis Buonomo y que indicó que "en forma preventiva" se "desaconsejó" la concurrencia de la mandataria a la Cumbre, ya que implicaría "alrededor de 40 horas de vuelo para una permanencia en Cadiz de sólo 36 horas, junto al padecimiento de jet lag por la diferencia horaria existente entre la Argentina y España".

La XXII Cumbre Iberoamericana se desarrollará el 16 y 17 de noviembre en la ciudad del sur de la península ibérica donde se esperaba que se reúna la primera mandataria con el Rey de España y autoridades españolas luego de los cruces entre ambos gobiernos por la expropiación de la ex RepsolYPF.

En el comunicado oficial también toma en cuenta que la primera mandataria asistirá a fin de mes a la reunión de la UNASUR en Lima y a principios de diciembre a la cumbre del Mercosur que se realizará en Brasilia. Es de suponer que recomendaron médica suspender este para poder asistir a los otros dos compromisos.

La jefa de Estado la semana pasada había suspendido sus actividades durante 24 horas por un nuevo cuadro de hipotensión. Tras el reposo obligado reapareció sin hacer declaraciones al respecto. "Este calor es demoledor para nosotros los pingüinos", dijo hace unas horas Cristina a la misión chilena cuando se excusaba por llegar tarde a una cita en la Quinta de Olivos y para marcar que no es amiga de las altas temperaturas.

En tanto, en representación de la Presidenta, podrían viajar a esa ciudad del sur español el vicepresidente Amado Boudou y el canciller Héctor Timerman, aunque aún no hubo confirmación oficial.

Pese a que el embajador español en Buenos Aires, Román Oyarzún, hizo gestiones para que la visita de la mandataria se concrete, en realidad Cristina Kirchner nunca tuvo confirmada su participación en esa cumbre.

En rigor, tampoco existe un clima político ideal para el viaje de la jefa de Estado argentina, en medio del conflicto por Repsol y la poca afinidad política entre ella y su par del país europeo, el líder del Partido Popular (PP) Mariano Rajoy.

Precisamente, el mismo día del inicio de la cumbre en Cádiz Repsol debería acudir al tribunal internacional del CIADI para entablar su demanda contra el Estado argentino, que anticipó que no abonará dinero por las acciones que tenía la firma española.

Dejá tu comentario