¿Quién es el experto en vocería que trabaja para Montenegro?

Política

José Luis Lamanna ameneció este martes con los minutos contados en el gobierno de Mauricio Macri. Es que el portavoz oficial del ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, acusó vía Twitter al legislador K Juan Cabandié de "trabajar de nieto recuperado".

Ante la catarata de repudios que cosechó Lamanna en la red de social, el ministro de Gobierno de Macri, Marcos Peña, pidió su cabeza. "Montenegro le pidió la renuncia a su vocero Lamanna por no compartir ni él ni el Pro sus expresiones sobre Cabandié y los DD.HH.", sentenció Peña en su cuenta de Twitter. "También se comunicó con Cabandie para pedirle disculpas", completó con otro mensaje el funcionario macrista.

Lamanna no es un improvisado en su trabajo. Desde hace dos décadas que cobra suculentas sumas de dinero por asesorías de imagen, comunicación y vocería. Su red de contactos políticos y empresarios le valieron de 1996 a 1999 un puesto como portavoz de Jorge Rodríguez, exjefe de Gabinete durante la presidencia de Carlos Saúl Menem.

Durante el gobierno de Felipe Solá en la provincia de Buenos Aires trabajó como asesor de la Secretaria de Turismo a cargo de María Teresa García hasta el 28 de agosto de 2003. Sin jefe para vociferar, el 11 de septiembre de ese año se conoció que el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el veterano Carlos Fayt, lo designó al frente de la oficina de prensa del máximo tribunal. Con escándalo, los exministros Adolfo Vázquez y Guillermo López objetaron ante Fayt ese nombramiento por considerarlo "extremadamente menemista" y Lamanna volvió a la calle.

En abril de 2004 se enorgulleció de anunciar la vuelta al ruedo del tren "El Gran Capitán", que une Chacarita con Misiones, luego de un accidente que dejó destrozada una locomotora. Era vocero de la empresa Trenes Especiales Argentinos (TEA), concesionaria privada del ramal General Urquiza.

Tras ese fugaz paso por la actividad privada, Lamanna volvió a los cargos públicos de la mano de Carlos "Charly" Oviedo Montaña, un exasesor de Daniel Scioli en el Senado cuando el actual gobernador era Vicepresidente de la Nación. Junto a Oviedo, Lamanna hizo tareas de comunicación y prensa en 2004 hasta que otro escándalo lo dejó sin trabajo.

En junio de 2006, su jefe inmediato, "Charly" Oviedo Montaña tuvo que abanadonar la Secretaría Administrativa del Senado por presiones del matrimonio Kirchner. Es que al otrora funcionario menemista Oviedo Montaña le descubrieron infinidad de archivos temporales de Internet de páginas pornográficas y renunció. Envuelto en otro escándalo, Lamanna se fue con él.

Tiempo después el exvocero de Scioli rechazó esa acusaciones alegando que "hubo espionaje y sabotaje porque se metieron en archivos de mi máquina y plantaron las pruebas para poder acusarme".

Rápido para encontrar en qué ocupar su tiempo, con la llegada del exjuez federal Montenegro al Gobierno porteño, Lamanna desembarcó en el Ministerio de Seguridad de la Ciudad con el cargo de portavoz. Allí, desde una oficina en el edificio de Montes de Oca, superó los vaivenes por el lanzamiento de la Policía Metropolitana con el excomisario Jorge "Fino" Palacios a la cabeza, se excusó de las visitas filmadas a ese centro de operaciones del espía de la Federal Ciro Gerardo James y defendió a Montenegro de los embates de la oposición por la inseguridad, los piquetes y la toma de tierras en la Ciudad. Sin embargo, con otro escándalo, hoy se volvió a quedar sin trabajo.

Su perfil de Twitter lo resume todo: "Hago COMUNICACIÓN DE GESTIÓN desde 1985. Soy un sobreviviente de 1000 batallas. Algo así como un Jason Bourne".



(Nota del Redactor: encarado en el actor de cine Matt Damon, Jason Bourne es un miembro elite de los cuerpos especiales de la CIA estadounidense que por una operación secreta pierde el conocimiento y se lanza a buscar su verdadera identidad mientras asesinos profesionales, mercenarios paramilitares y excompañeros de la CIA lo persiguen para matarlo).

Dejá tu comentario