Sin crédito, ofrece Macri ahora a empresarios un fideicomiso

Política

El Gobierno porteño comenzará mañana a buscar acuerdos para solventar la obra pública que planifica Mauricio Macri a través de fondos fiduciarios. Para ello requiere la aprobación de una ley a tal fin, que además propone la posibilidad de desafectar bienes del estado porteño, previa aprobación por parte de los diputados, para incorporarlos al fondo.

Pero, a diferencia de lo que sucede en la Nación, Macri propone someterse al derecho privado y no habla de dar intervención a la auditoría general de la Ciudad. A pesar de eso, mañana estará presente en el debate el auditor Santiago de Estrada, entre otros invitados.

Ante la crisis económica, la falta de avales del gobierno nacional para tomar créditos externos y la demora en el trámite para la colocación de los bonos Tango, Macri alienta un proyecto de ley que ha elevado a la Legislatura porteña para darle un marco jurídico legal a las inversiones privadas.

Para difundir la propuesta, mañana se realizará el seminario «Financiamiento privado para infraestructura pública: una nueva herramienta de gestión», organizado por el titular de la comisión de Presupuesto, Alvaro González, y en la que explicarán los alcances del proyecto los ministros Néstor Grindetti ( Hacienda), Daniel Chaín (Desarrollo-Urbano) y Francisco Cabrera (Desarrollo Económico).

«Queremos instalar el debate político para resolver el déficit de infraestructura de la Ciudad, promoviendo la participación del sector privado en el diseño y financiamiento de infraestructura económica y social, explicó González.

  • Asesores

    Macri cuenta con un grupo de abogados asesores en la materia, que a la vez se dedicarían a la organización de los fondos fiduciarios. El debate recién comenzará mañana y es probable que demore más de lo previsto hasta ingresar con consenso al recinto, ya que lo que resta del año se dedicará fundamentalmente a la discusión del Presupuesto 2009, donde no se ha contemplado conformar fondos con la recaudación porteña. Apenas Macri logró este año asignar la emisión de bonos con el fin específico de financiar obra de infraestructura social, pero todavía no puede colocarlos, ya que el gobierno nacional no le ha firmado el permiso correspondiente.

    El proyecto del régimen de fomento a la inversión privada, considera que el patrimonio del fondo estará constituido por 7% de la recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos; 50% de la recaudación de patentes y otros bienes y recursos que le asigne el Gobierno porteño, así como contribuciones, subsidios, legados o donaciones.

    La norma establece además que la recaudación se transferirá antes de su percepción por el Gobierno de la Ciudad y que se garantizará «la intangibilidad de los bienes fideicomitidos, los cuales tendrán exclusiva y excluyentemente los destinos establecidos».

    «Este sistema favorece que la financiación de las obras se lleve a cabo con recursos privados en lugar de públicos, permitiendo así una más rápida ejecución de las obras planeadas, anticipando de este modo los beneficios sociales que derivan de los nuevos proyectos», fundamenta Macri en la iniciativa.

    Así el fondo fiduciario se constituirá para «garantizar y/o solventar los pagos» a cargo de la Ciudad, mientras que el administrador será una entidad financiera privada.
  • Dejá tu comentario