4 de septiembre 2002 - 00:00

Empresas ya usan dispositivos de alta seguridad por asaltos

Empresas ya usan dispositivos de alta seguridad por asaltos









































Multinacionales y PyMEs de todo el país se están equipando con sistemas de alta seguridad que incluyen cerrajería especial, códigos de seguridad para distintos accesos de entrada y salida y puertas blindadas antifuego y antibala. Al mismo tiempo, creció 100% la venta de blindajes a particulares y entradas a edificios. En ambos casos -empresas y particulares-, entre 15% y 20% de los pedidos fue realizado después de haber sufrido asaltos. Los proveedores y fabricantes de sistemas de seguridad indicaron que los insumos aumentaron más de 50% y en algunos casos se dolarizaron luego de la devaluación.

Sin embargo, la demanda es tal que redujeron los márgenes de rentabilidad por trabajo realizado y lograron mantener las lista de precios. Hoy, en un mercado recesivo y devaluado, ganan lo mismo o más que el año pasado. La gente se protege por el auge de la inseguridad, porque los precios no aumentaron o porque no quiere volver a ser víctima de robos. Pero, además, porque hay una importante desconfianza en el sistema bancario y en la actualidad, los ahorros se guardan «abajo del colchón». Se debe mencionar el movimiento del mercado inmobiliario por la baja en los precios. Hubo muchas mudanzas e inversiones de extranjeros en el país y esto generó que en los últimos meses se solicitaran puertas blindadas. Por eso, la mayoría de los nuevos blindajes se realiza en la Capital Federal, y en menor medida en el conurbano y capitales de Córdoba, Jujuy, Santa Fe y Mendoza. La prevención de algunos usuarios llegó a tal punto que se pidieron blindados de puertas hasta en los baños.

«Nuestro negocio más importante es el institucional. Tenemos clientes que piden sistemas de seguridad, como Edenor, Edesur, Coca-Cola, Telecom, Telefónica, Musimundo, Supermercados Eki.

Ellos ya tomaron todas las medidas correspondientes, aunque no lo hicieron ahora», comentó en diálogo con Ambito Financiero Ramón Soriano, de la firma Mul-T-Lock. «Por ejemplo, Edesur colocó 9 mil candados de seguridad y 400 cerraduras mensuales en la vía pública. Con Edenor, terminamos de colocar en febrero 9 mil cerraduras. Muchos de estos trabajos tienen que ver con ordenanzas», agregó. Así se pronunció también Martín Klein, de la firma EuroLock: «Hay un auge de pedidos de las empresas de puertas blindadas, sobre todo antifuego y antibala».

Según Klein, «la gente está asustada y pide en algunos casos blindar hasta la puerta del baño». Soriano explicó que «hay muchas consultas de edificios, de consorcios que quieren reforzar la puerta de entrada».

•Costos

Blindar una puerta tiene costos variados que van desde $ 500 hasta u$s 500. Hay sistemas todavía más costosos que son los que eligen las empresas, y que superan los u$s 1.000. La puerta blindada más barata se realiza asegurando la existente y la más cara, fabricando una a medida, con multianclaje, protectores especiales y cuerpo totalmente metálico.

«No aumentamos el precio de las puertas aunque los precios de los insumos hayan subido entre 30% y 50%, porque aumentaron las ventas», aseguró Claudio Iankylevich, de Rino Puertas Blindadas. «Tenemos el mismo ingreso que el año pasado, y hasta podemos financiar a 6 meses con un crédito propio», agregó. De acuerdo con Klein, «lo que se ganaba el año pasado con el blindado de una puerta se gana hoy con el de 4, pero las ventas se duplicaron y podemos mantener bajo el margen de rentabilidad». Una empleada de la firma Pentágono explicó que «hay mucha más venta que el año pasado, especialmente por la inseguridad. Se piden blindajes en todo el país, pero en especial en la Capital Federal».

Dejá tu comentario